vacunas cubanas

Cuba presentará sus vacunas contra el COVID-19 a la OMS

Cuba es la única nación latinoamericana que desarrolló y produce vacunas propias contra el COVID-19 y se encuentra en una campaña masiva de inmunización para los adultos.

EFE

Las tres vacunas de producción cubana contra el coronavirus, que se usan masivamente en la isla, serán presentadas a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su calificación, dijeron científicos y funcionarios de la isla.

“A partir de que hemos recibido el autorizo de uso de emergencia de 3 vacunas contra la COVID19 por la autoridad regulatoria cubana ... tenemos previsto comenzar intercambios con la OMS para su reconocimiento”, advirtió Eduardo Martínez, presidente de BioCubafarma, la empresa que produce medicamentos en el país.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

BioCubafarma desmintió que la entidad internacional había negado el visto bueno a Soberana 02, Soberana Plus y Adbala, los tres inoculantes desarrollados por Cuba, pues aún no inicia el proceso para ello. Además indicó que desde la etapa de desarrollo de las vacunas se ha intercambiado información con representantes de la OMS “y la ha mantenido actualizada de los resultados”, agregó. “Próximamente tendremos conversaciones sobre el proceso de precalificación”.

Un pedido de comentarios realizado a la OMS no fue contestado de inmediato.

“Tenemos experiencias positivas de intercambio con la OMS para la certificación de las vacunas, como por ejemplo las vacunas Heberbiovac HB y QuimiHib” para la hepatitis B y el virus de la influenza tipo B, respectivamente, dijo Marta Ayala, directiva del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, donde se creó Abdala.

Cuba es la única nación latinoamericana que desarrolló y produce vacunas propias contra COVID-19 y se encuentra en una campaña masiva de inmunización para los adultos.

Las autoridades cubanas indicaron que el 5 de septiembre comenzarán a vacunar masivamente —escalonados por edades— a los menores de 18 años para normalizar la presencialidad en las clases, que debían comenzar en las aulas el 1 de septiembre y arrancarán el lunes pero mediante la televisión pública.

Autoridades de salud de la isla aseguran que el ensayo clínico en menores entró en su fase final. Cerca de 300 pequeños recibieron la tercera dosis de Soberana 2 y Soberana Plus, algo que muy pronto permitiría la extensión de la vacuna a edades tempranas.

Este jueves la Dirección Nacional de Epidemiología informó que se registran 665,672 casos acumulados y unos 6.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia, luego de una última ola que ha colapsado las instituciones sanitarias de la isla. 

Cuba ha registrado un leve descenso de los casos esta semana luego de un repunte con miles de contagios diarios y el sistema de salud casi en el colapso por la falta de infraestructura, oxígeno y medicamentos. El rebrote obedeció a una flexibilización de las normas de distanciamiento social a comienzos de año y la llegada de la variante Delta.

Las autoridades dijeron inicialmente que el 70% de su población estaría vacunada para agosto, una meta que no se cumplió, y esperan alcanzar entre el mes de septiembre y fin de año. También se inició el uso de las vacunas Sinopharm -donadas por China- en un esquema de combinación con Soberana Plus.

Cuba extendió la fase de aplicación de la vacuna en fase de prueba en lo que denomina "ensayo de intervención", un plan mediante el que se proponen vacunar a unos 2 millones de personas para el mes de mayo, antes de que la vacuna pudiera estar aprobada finalmente.

Cada país tiene la potestad de aprobar las vacunas que va a usar, pero las aprobadas por la OMS ofrecen un aval aún más confiable y les permiten ser distribuidas a través de los mecanismos de inmunización de esa organización.

Para el caso de las vacunas contra el COVID-19, por ejemplo, sólo las dosis que han sido aprobadas por la OMS pueden ser distribuidas por el mecanismo COVAX, creado por las Naciones Unidas para facilitar el acceso a la inmunización, o por el Fondo Rotatorio de Vacunas de la Organización Panamericana de la Salud 

Eso le abre a esas vacunas un mercado aún mayor en todo el mundo. Sin la autorización de la OMS, para poder acceder al mercado internacional, deben hacerlo a través de cada país por acuerdos bilaterales. La autorización del organismo, allana y acelera la aprobación por parte de los países.

Contáctanos