Cocula: Científicos cuestionan versión oficial

Cocula: Científicos cuestionan versión oficial

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Archivo EFE

    Investigadores de dos universidades mexicanas cuestionaron la versión de las autoridades de que los 43 estudiantes desparecidos hace más de dos meses fueron calcinados en un basurero en Cocula, Guerrero.

    En conferencia de prensa este jueves, los científicos dieron a conocer un estudio que cuestiona la versión oficial de que los estudiantes fueron calcinados calificándola de carente de rigor científico.

    Jorge Antonio Montemayor Aldrete, del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México, y Pablo Ugalde Vélez, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, juzgaron “imposible” la versión que presentó el procurador Jesús Murillo Karam.

    “La versión oficial no se sustenta más que como una fantasía”, indicó Montemayor Aldrete.

    El informe indica que se habrían necesitado 33 toneladas de troncos de unas cuatro pulgadas de diámetro para quemar 43 cadáveres. Los residuos habrían pesado 333 kilogramos, de los que 166 serían de restos humanos y se habrían necesitado 12 bolsas de unos 25 kilogramos cada una para llevar los restos al río.

    En caso de que se hubieran usado llantas, como informaron las autoridades, los científicos señalaron que se habrían necesitado 995 neumáticos de automóvil para calcinar los cuerpos.

    Los profesores universitarios concluyeron que, de haberse producido una pita de tal magnitud como señalaron las autoridades, el humo de ésta se habría visto en 10 kilómetros a la redonda y habría dejado piedras quemadas y rotas por el calor.

    Según los especialistas, no hay evidencia de nada de esto para sustentar la versión de la Procuraduría General de la República.

    El investigador Pablo Ugalde cuestionó que las llamas hayan alcanzado una temperatura de 1,600 grados necesaria para incinerar cuerpos, como informó Murillo Karam. 

    Esta versión “se desmiente al ver fotografías donde se aprecian restos de alambres, porque el acero se funde a los mil 600 grados y si había alambres es que no se alcanzó esa temperatura”, afirmó Ugalde.

    Murillo Karam confirmó la semana pasada que se identificó al estudiante Alexander Mora en base a restos encontrados en el basurero.

    Sin embargo, el Equipo Argentino de Antropología Forense aclaró que ninguno de sus integrantes fue testigo del hallazgo de los restos con los que fue identificado el estudiante.

    Por su parte, los padres de los estudiantes desaparecidos acusaron a las autoridades de “sembrar” los restos de Alexander para sustentar la versión oficial.

    Los científicos mexicanos anunciaron que enviarán su estudio a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y a la Organización de las Naciones Unidas.