Nueva Jersey aprueba su "dream act"

Se aprueba medida que rebajará sustancialmente las tarifas universitarias para quienes no tiene documentos pero residen en el estado.

Nueva Jersey aprueba su "dream act"
Por AP 28 de julio de 2014

TRENTON, Nueva Jersey - Estudiantes de escuelas públicas de Nueva Jersey que viven en Estados Unidos sin residencia legal pagarán costos menores por matricularse una vez que el gobernador Chris Christie firmó el viernes la ley que les permite solicitar que se les aplique la cuota que pagan estudiantes locales.


La ley, que se convirtió en un problema político para el gobernador republicano y eventual candidato presidencial en 2016, es resultado de un acuerdo alcanzado el jueves.


Como parte del pacto los legisladores decidieron no aceptar una cláusula que permitiría a los estudiantes solicitar ayuda financiera si cumplían con ciertos requisitos. Christie se resistió a aceptar eso bajo el argumento de que sería muy costoso para el estado y convertiría a Nueva Jersey en un imán para estudiantes sin residencia que viven en otros estados.


La legislatura controlada por los demócratas aceptó la posición de Christie y aprobó una nueva versión de la ley el jueves.


Al aceptar el acuerdo los legisladores renunciaron a algunas de sus pretensiones pero lograron que las nuevas cuotas entren en vigor en el semestre que comienza en enero en la mayoría de los colegios estatales y universidades.


Hasta ahora, los estudiantes nacidos en otro país que no cuentan con la nacionalidad estadounidense pagan cuotas más caras, que se aplican a quienes no viven en el estado.


La diferencia es significativa. En Rutgers, la principal universidad pública del estado, la cuota de matrícula para estudiantes locales es de 10.700 dólares al año, 14.000 menos de lo que pagan quienes no son residentes. Los estudiantes de tiempo completo también pagan cerca de 3.000 dólares en cuotas que no incluyen hospedaje.


Al menos una decena de estado tiene leyes similares, entre ellos Texas y California, los dos con mayor población de nacidos en el extranjero que Nueva Jersey.


Christie apoyó la ley llamada Dream Act, durante su campaña por la reelección pero dijo más adelante que no firmaría una propuesta que contenía la cláusula de ayuda financiera.


Algunos críticos lo acusaron de presentar una postura para empujar su relección y luego retractarse.


El gobernador ganó las elecciones con una ventaja de 22 puntos y recibió el apoyo de la mitad de los votantes latinos del estado.