Extensión de TPS de nicaragüenses y hondureños

Extensión de TPS nicaragüenses y hondureños

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    Ciudadanos nicaragüenses y hondureños que viven y trabajan en Estados Unidos tienen hasta este lunes para renovar su inscripción al programa Estatus de Protección Temporal (TPS).

    El Gobierno de Honduras recordó, a través de un comunicado de su Secretaría de Relaciones Exteriores, que la acción ejecutiva anunciada por el presidente de EE.UU., Barack Obama, el pasado 20 de noviembre en materia migratoria no reemplaza al TPS, que ofrece además mejores coberturas.

    "Es necesario considerar sobre este punto que el TPS tiene una base legal diferente y mucho más sólida en relación a dichas medidas ejecutivas, por lo que sería un grave error no aplicar al mismo si se cumplen los requisitos para ello", señaló el Gobierno hondureño, en referencia a que este alivio migratorio sólo posterga una posible deportación y no proporciona un estatus legal.

    Este 15 de diciembre vence el plazo para inscribirse en este programa que ofrece permisos de trabajo y protección frente a la deportación a miles de inmigrantes centroamericanos y concede autorización de trabajo por un período adicional de 18 meses a partir del 6 de enero de 2015.

    Extensión TPS nicaragüenses y hondureños

    Extensión TPS nicaragüenses y hondureños
    Ciudadanos nicaragüenses y hondureños que viven y trabajan en Estados Unidos tienen hasta este lunes para renovar su inscripción al programa Estatus de Protección Temporal (TPS). (Publicado lunes 15 de diciembre de 2014)

    El período de renovación actual extiende durante 18 meses los privilegios migratorios, permitiendo al beneficiario trabajar de forma legal en el país desde el 6 de enero de 2015 al 5 de julio de 2016.

    Los migrantes que no presenten las solicitudes antes de la fecha límite perderán la protección que reciben y quedarán expuestos a la deportación.

    El TPS es una iniciativa creada en 1999 para dar acogida migratoria a unos 61.000 hondureños y a unos 2.800 nicaragüenses que huyeron de sus países de origen debido a los estragos causados por el huracán Mitch a finales de 1998.