Pastor deportado lucha por regresar

Pastor deportado lucha por regresar

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La deportación de un pastor hondureño de Iowa ha movilizado a la comunidad latina, y a los defensores de los inmigrantes.

    Al pastor de 41 años, esposo de una estadounidense y padre de cuatro hijos, lo arrestaron en un operativo de inmigración a principios de marzo.

    Y aunque miles de personas pidieron clemencia, fue todo en vano.

    Ahora, desde Honduras, el pastor lucha por regresar a Estados Unidos y a los brazos de su familia.

    Vídeo: Pastor deportado lucha por regresar

    Vídeo: Pastor deportado lucha por regresar
    Max Villatoro asegura que su buena conducta no borró el hecho de que hace 20 años manejó en estado de ebriedad, y falsificó documentos en Estados Unidos. (Publicado lunes 23 de marzo de 2015)

    Max Villatoro asegura que no le dieron tiempo de defenderse con un abogado, y que fue tratado como un criminal durante tres semanas en diferentes cárceles de Estados Unidos, antes de ser deportado a Honduras.

    El pastor tenía una convicción por manejar un vehículo bajo la influencia del alcohol.

    El Servicio de Inmigración confirmó que Villatoro fue arrestado en una redada nacional el pasado 3 de marzo, y una apelación presentada por su abogado fue denegada.

    [Tema relacionado: Se acerca el día para solicitar visas de trabajo]

    Villatoro asegura que su buena conducta no borró el hecho de que hace 20 años manejó en estado de ebriedad, y falsificó documentos en Estados Unidos.

    El padre de cuatro ciudadanos estadounidenses pretende regresar al país, esta vez de forma legal. Mientras, su familia apela al derecho de unificación.

    Cerca de 400 líderes de la Iglesia Menonita en Estados Unidos, con quienes Villatoro trabajó como pastor durante 15 años, y el clero cristiano de diferentes denominaciones, enviaron una carta al Presidente Barack Obama, en apoyo al deportado y su familia.