Pasarán un Día de las Madres sin sus hijos

Pasarán un Día de las Madres sin sus hijos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO LOCAL

    Cinco familias de inmigrantes llegaron hasta la garita de San Ysidro, California, a pedir un permiso humanitario que permita a los padres vivir junto a sus hijos en Estados Unidos.

    Todos los hijos son ciudadanos estadounidenses, pero uno de sus padres no lo es y no vive con ellos.

    Las leyes de inmigración de EEUU mantiene a las familias separadas, pero ellos quieren a sus padres de nuevo en casa.

    Con lemas como "Hey Obama, don't deport my momma" (Obama, no deportes a mi mamá), los hijos separados de sus padres le dieron énfasis a su protesta en la semana en que se celebra el Día de las Madres.

    Familias piden permiso humanitario

    Familias piden permiso humanitario
    Cinco familias de inmigrantes llegaron hasta la garita de San Ysidro, California, a pedir un permiso humanitario que permita a los padres vivir junto a sus hijos en EEUU. (Publicado viernes 8 de mayo de 2015)

    [Tema relacionado: Celebrando el Día de las Madres]

    Una de esas madres, por ejemplo, lleva seis años viviendo lejos de sus hijos.

    Angélica Chambers vive en Tijuana y su familia en Michigan, por lo que se ven sólo dos veces al año.

    Ella y otros padres acompañados de hijos y cónyuges llegaron a la garita a pedir el permiso para su reunificación familiar.

    El permiso sólo se concede por razones humanitarias urgentes.

    [Tema relacionado: Encuesta: votantes más flexibles en inmigración]

    Según el abogado de inmigración Alejandro Mack Hanan, el "parole" humanitario "es una base legal en que las personas pueden pedir permiso para entrar al país por un tiempo limitado, por razones de emergencia".

    Agrega que hay otra excepción para estas personas que no está bien desarrollada en la ley: la reunificación de la familia, que es lo están pidiendo ahora.

    [Tema relacionado: Universidades amplían servicios a inmigrantes]

    Poco antes del mediodía, estas familias se acercaron a la garita a pedir la visa humanitaria, pero volvieron a experimentar la dolorosa separación.

    Y es que los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijeron que no pueden resolver sus casos, aunque su responsabilidad es determinar la admisión de cualquier extranjero en sus puertos de entrada.

    Mientras tanto, una madre como Angélica tiene que conformarse con sus sueños de conocer a los amiguitos de sus hijos e ir a sus escuelas, pero pasará otro Día de las Madres sola.

    [Otro tema que te puede interesar: Muere bebé mientras jugaban a las luchas con él]