Papa: No sé si arrestaron a disidentes cubanos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    El Papa Francisco a su llegada a Washington, en la tarde de este martes.

    A BORDO DEL AVION PAPAL.- El papa Francisco dijo hoy martes que durante su estancia en Cuba no tenía previsto dar audiencias “a nadie” al ser preguntado sobre por qué no mantuvo un encuentro con miembros de la disidencia cubana.

    El pontífice agregó a bordo del avión papal que no tuvo conocimiento de que hubiera habido detenciones de disidentes que pretendieron mantener una reunión con él durante su visita a la isla, que hoy terminó en Santiago de Cuba (este).

    “Lo que quiero decir es que no lo sé”, reconoció el Papa a los medios internacionales, entre ellos Efe, que iban en el avión en el que viajó desde Cuba a Estados Unidos, donde cumplirá la segunda parte de su décimo viaje internacional.

    “No sé si estaban o no estaban”, declaró después de recordar que saludó a mucha gente durante sus actos públicos en Cuba y de aludir a que si hubo en ellos algún disidente no lo supo realmente pues “ninguno se identificó”.

    “En la nunciatura primero estuvo bien claro que yo no iba a dar audiencias a nadie, porque se pidieron”, admitió Francisco, quien reveló que pidieron tener un encuentro con él “incluso algún jefe de Estado”, cuya identidad no reveló.

    Pero preguntado sobre si estaría dispuesto a reunirse con disidentes cubanos, el Papa contestó: “a mí me gusta encontrarme con toda la gente, considero que primero toda persona es hijo de Dios y tiene derecho” a ello.

    “Siempre un trato con otra persona enriquece”, agregó Jorge Bergoglio.

    La ausencia de una reunión con miembros de la oposición política al régimen castrista fue un asunto sobre el que se preguntó al Vaticano durante la visita del Papa a Cuba, pero la Santa Sede insistió en que nunca se había previsto organizar un encuentro formal.

    El Vaticano sí dijo que se mantuvieron contactos telefónicos con la disidencia para explorar la posibilidad de que algunos de sus miembros saludaran al pontífice, pero que ésto al final no ocurrió.

    Al menos dos miembros de la disidencia cubana fueron detenidos cuando, según contaron, se dirigían a ver al Papa después de haber sido invitados para encontrarse con él.

    El Vaticano confirmó que la Nunciatura en La Habana tuvo conversaciones telefónicas sobre este asunto.

    El portavoz vaticano, Federico Lombardi, insistió en varias ocasiones durante la visita a Cuba que nunca se pensó en organizar un encuentro formal sino que se habló de la posibilidad de que algunos disidentes únicamente saludaran al pontífice, lo que al final no sucedió.

    El pontífice agregó a bordo del avión papal que no tuvo conocimiento de que hubiera habido detenciones de disidentes que pretendieron mantener una reunión con él durante su visita a la isla, que hoy terminó en Santiago de Cuba.

    “Lo que quiero decir es que no lo sé”, reconoció el Papa a los medios internacionales que iban en el avión en el que viajó desde Cuba a Estados Unidos, donde cumplirá la segunda parte de su décimo viaje internacional.

    “No sé si estaban o no estaban”, declaró después de recordar que saludó a mucha gente durante sus actos públicos en Cuba y de aludir a que si hubo en ellos algún disidente no lo supo realmente pues “ninguno se identificó”.

    “En la nunciatura primero estuvo bien claro que yo no iba a dar audiencias a nadie, porque se pidieron”, admitió Francisco, quien reveló que pidieron tener un encuentro con él “incluso algún jefe de Estado”, cuya identidad no reveló.

    Pero preguntado sobre si estaría dispuesto a reunirse con disidentes cubanos, el Papa contestó: “A mí me gusta encontrarme con toda la gente, considero que primero toda persona es hijo de Dios y tiene derecho” a ello.

    “Siempre un trato con otra persona enriquece”, agregó Jorge Bergoglio.

    La ausencia de una reunión con miembros de la oposición política al régimen castrista fue un asunto sobre el que se preguntó al Vaticano durante la visita del Papa a Cuba, pero la Santa Sede insistió en que nunca se había previsto organizar un encuentro formal.

    El Vaticano sí dijo que se mantuvieron contactos telefónicos con la disidencia para explorar la posibilidad de que algunos de sus miembros saludaran al pontífice, pero que ésto al final no ocurrió.

    Al menos dos miembros de la disidencia cubana fueron detenidos cuando, según contaron, se dirigían a ver al Papa después de haber sido invitados para encontrarse con él.

    El Vaticano confirmó que la Nunciatura en La Habana tuvo conversaciones telefónicas sobre este asunto.

    El portavoz vaticano, Federico Lombardi, insistió en varias ocasiones durante la visita a Cuba que nunca se pensó en organizar un encuentro formal sino que se habló de la posibilidad de que algunos disidentes únicamente saludaran al pontífice, lo que al final no sucedió.