Náufrago revela cómo sobrevivió 66 días

Náufrago revela cómo sobrevivió 66 días

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Louis Jordan es el nombre del hombre que fue encontrado flotando, después de pasar más de dos meses en el Océano Atlántico, aferrado a su embarcación, que se había volcado.

    Comer pescado crudo, beber agua de lluvia y leer la Biblia, son algunos de los secretos que ayudaron a este hombre de 37 años a aferrarse a la vida.

    Pasaron 66 días desde el momento en que Jordan salió en su barco de 35 pies, el pasado 23 de enero, hasta que fue rescatado por la Guardia Costera.

    “Estaba volando por los aires, dando vueltas, todo estaba de cabeza y al revés”, narró el sobreviviente sobre el rescate en helicóptero.

    Vídeo: Náufrago revela cómo sobrevivió 66 días

    Vídeo: Náufrago revela cómo sobrevivió 66 días
    Comer pescado crudo, beber agua de lluvia y leer la Biblia, son algunos de los secretos que ayudaron a este hombre de 37 años a aferrarse a la vida. (Publicado viernes 3 de abril de 2015)

    Jordan bajó caminando de la nave directo al hospital, para poder reencontrarse con sus seres queridos, después de ocho semanas en mar abierto, que para su madre fueron muy difíciles.

    “Ha sido terrible. Comienzas a vivir momento a momento, y esos momentos se convierten en días”, dijo la progenitora de Jordan, Norma Davis.

    [Te puede interesar: Chofer encuentra bolsa de dinero y la regresa]

    Lo que nadie sabía, era que Jordan se encontraba a 200 millas de la costa, y que había perdido el mástil y también el timón, teniendo que racionar sus alimentos, combinándolos con peces crudos, y bebiendo agua de lluvia que almacenaba.

    “Él definitivamente puede arreglárselas, así que no nos sorprendió que hiciera lo que fuera por sobrevivir”, dijo Casey Radley, hermana del náufrago.

    Para Jordan, era importante que su familia supiera que no estaba muerto. “Estaba preocupado de que estuvieran llorando o tristes, pensando que estaba muerto, cuando no lo estaba”, narró.

    El hombre fue rescatado por un barco de carga alemán, desde donde lo divisaron moviendo los brazos.

    Jordan pasaba las horas de espera leyendo la Biblia de principio a fin, lo que lo convirtió en un hombre más espiritual.