Sánchez busca ser primera latina en el Senado

Sánchez busca ser primera latina en el Senado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    En materia migratoria, Sánchez reiteró su posición respecto al control férreo fronterizo para que Estados Unidos decida "quién entra y sale" del país, pero abogó por una reforma legislativa para arreglar los papeles de inmigrantes que residen ilegalmente en la nación.

    La congresista californiana Loretta Sánchez anunció el jueves su candidatura al Senado de Estados Unidos en las elecciones de 2016, una postulación que, en caso de éxito, la convertiría en la primera latina de la historia de esa cámara.

    Sánchez, del Partido Demócrata, dio a conocer sus planes en un concurrido acto a las puertas de la estación de trenes de Santa Ana, en el condado de Orange, próximo a Los Ángeles, acompañada por su madre María y su esposo, el coronel retirado Jack Einwechter.

    La congresista mencionó la sequía, el terrorismo y las políticas migratorias como pilares de su campaña electoral.

    [Tema relacionado: Clinton busca vía plena para la ciudadanía]

    "Estoy aquí para anunciar que soy candidata para el Senado de los Estados Unidos, y me presento para el Senado porque me apasiona California", dijo Sánchez, que arrancó el aplauso de sus seguidores.

    La política, de 55 años, representa al distrito 46 en el Congreso de Estados Unidos desde que tomó posesión del cargo en 1997 y aspira a sustituir a la veterana senadora Barbara Boxer, de 74, que tras más de dos décadas en esa cámara renunció a presentarse a la reelección el año que viene.

    "Mi familia ha vivido el sueño americano y quiero que todo el mundo lo viva independientemente de su raza o su origen nacional", indicó Sánchez, cuyos padres emigraron desde México en la década de 1950 y se establecieron en Anaheim, en el sur de California, donde criaron siete hijos que lograron ir a la universidad.

    [Tema relacionado: Senador Bernie Sanders tras la presidencia]

    Su padre, Ignacio, que padece Alzheimer en estado avanzado, no estuvo presente el jueves en la conferencia de prensa.

    "Mi madre es la única madre en la historia de Estados Unidos que envió a dos hijas al Congreso", dijo con orgullo Sánchez, en referencia a su hermana Linda, de 46 años, y congresista por el distrito 38, en el condado de Los Ángeles.

    "Si salgo elegida, seré la primera latina en la historia del Senado de Estados Unidos, y la primera persona hispana elegida para el Senado en California. Quiero que mi candidatura inspire a mujeres, jóvenes y minorías, y a todo el mundo, porque yo creo que cada persona puede ser un líder a su manera", afirmó.

    Loretta Sánchez deberá enfrentarse a la fiscal general de California, Kamala Harris, también demócrata, quien anunció su candidatura en enero y ha logrado ya numerosos apoyos.

    Ejecutivos de Hollywood y de Silicon Valley, como el presidente de Walt Disney Studios, Alan Horn y la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, así como el actor Sean Penn, figuran ya entre quienes han efectuado donaciones a la campaña de Harris, que en los tres primeros meses del año recaudó 2.5 millones de dólares.

    [Tema relacionado: Marco Rubio candidato del "nuevo siglo"]

    El máximo de donaciones posible por persona apenas supera los 5,000 dólares, por lo que los candidatos necesitan movilizar a miles de personas para cubrir los costos de hacer llegar su mensaje.

    Sánchez reconoció que una de las razones por las que se demoró en anunciar su candidatura fue la organizativa y económica, y restó importancia a la sólida posición financiera de la campaña de Harris.

    "Si cada latino en este estado nos manda un dólar hoy, nosotros vamos a tener más dinero que nuestra contrincante", declaró.

    Harris, por su parte, ya ha logrado el respaldo de la líder campesina Dolores Huerta.

    En materia migratoria, Sánchez reiteró su posición respecto al control férreo fronterizo para que Estados Unidos decida "quién entra y sale" del país, pero abogó por una reforma legislativa para arreglar los papeles de inmigrantes que residen ilegalmente en la nación.

    Hasta el momento, Sánchez y Harris tienen como rivales en la primera vuelta de estas elecciones de junio de 2016 al asambleísta hispano republicano Rocky Chávez y al expresidente del partido republicano estatal Tom del Beccaro.

    Los dos candidatos más votados, independientemente del partido al que representan, se medirán en una segunda vuelta en noviembre de 2016.