Se habría retratado con cadáver de su víctima

Se habría retratado con cadáver de su víctima

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock
    Investigadores se centraron en Morton después de que la madre de un tercer adolescente llamó por teléfono a la policía un día después de la balacera para reportar que éste le había enviado a su hijo la fotografía con el cuerpo sin vida de Mangan de fondo.

    PITTSBURGH, Pensilvania - Un adolescente de 16 años envió una fotografía desde un teléfono celular en la que además aparece sentado en una silla otro menor de edad a quien acababa de matar de un disparo en la cara, dijeron investigadores en documentos presentados ante la corte donde es acusado.

    Maxwell Morton enfrenta una audiencia preliminar el 19 de febrero por cargos de homicidio en primer grado y posesión de arma de fuego siendo menor, entre otros, después de, según se alega, matar el pasado miércoles a Ryan Mangan, también de 16 años. El funeral de Mangan se celebró el lunes en Jeannette, una ciudad de alrededor de 9,500 residentes ubicada a aproximadamente 25 millas al este de Pittsburgh.

    Investigadores se centraron en Morton después de que la madre de un tercer adolescente llamó por teléfono a la policía un día después de la balacera para reportar que éste le había enviado a su hijo la fotografía con el cuerpo sin vida de Mangan de fondo.

    [Tema relacionado: Fotos policiales que dan pesadillas]

    Documentos judiciales en internet no registran un abogado para Morton, y una mujer que respondió el lunes el teléfono de su casa dijo a The Associated Press que la familia aún no ha contratado uno, y se negó a hacer comentarios sobre los hechos.

    Según la acusación, Morton tomó la fotografía con Snapchat, una aplicación de mensajes que permite a los usuarios enviar fotos, vídeos y textos que desaparecen en segundos, a menos que el destinatario los guarde. Si ocurre eso, el remitente es notificado automáticamente.

    En este caso, el muchacho que recibió la fotografía la guardó, y su madre la pasó a la policía.

    La foto "presenta a la víctima sentada en una silla con una herida de bala en el rostro", que es como, dijo la policía, la madre de Mangan encontró a su hijo cuando regresó a la casa aproximadamente a las 6:00 p.m. de ese día. La foto de Snapchat tenía el nombre Maxwell en la parte superior, y Morton envió además al mismo joven mensajes de texto diciendo, "te dije que limpié las balas (...) " y "Ryan no fue el último", según la acusación.

    John Peck, fiscal de distrito del condado Westmoreland, no quiso comentar los mensajes, ni si las autoridades creían que Morton se refería a tener planes de matar a otras personas. "No anticipamos ningún cargo adicional en este momento", dijo Peck el lunes.