Bush culpa a Obama y Clinton por ascenso de ISIS

Bush culpa a Obama y Clinton por ascenso de ISIS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    En el primer discurso importante sobre política exterior en su campaña por la Casa Blanca, Bush censuró con severidad el desempeño de Hillary Clinton como Secretaria de Estado y acusó a la principal precandidata presidencial demócrata y al mandatario Barack Obama de permitir que ISIS se asentara en Oriente Medio.

    SIMI VALLEY, California - El aspirante a la candidatura presidencial republicana Jeb Bush dijo el martes que podría ser necesario que Estados Unidos envíe más infantería a Irak para derrotar al grupo Estado Islámico (ISIS), aunque se abstuvo de mencionar una cifra cuando delineó su estrategia para combatir una amenaza que, afirmó, "se propaga como una pandemia".

    En el primer discurso importante sobre política exterior en su campaña por la Casa Blanca, Bush censuró con severidad el desempeño de Hillary Clinton como Secretaria de Estado y acusó a la principal precandidata presidencial demócrata y al mandatario Barack Obama de permitir que ese grupo rebelde se asentara en Oriente Medio.

    "¿Quién puede afirmar con seriedad que Estados Unidos y nuestros amigos están más seguros hoy que en 2009, cuando el presidente y la Secretaria de Estado, Clinton -el histórico 'dúo de contrincantes'- asumieron sus cargos?", preguntó Bush.

    [Fotos: La guerra contra el Estado Islámico]

    "Tan ansiosos de ser forjadores de la historia que fracasaron como forjadores de la paz", apuntó.

    Además de decir que podría incrementar el número de efectivos estadounidenses en Irak, donde unos 3,500 instructores y asesores militares estadounidenses asisten a las fuerzas iraquíes en la lucha contra el grupo ISIS, Bush presentó un amplio panorama sobre cómo enfrentaría a esa organización armada en Siria, que tanto él como expertos en Oriente Medio coinciden en que sería una misión mucho más complicada.

    Para expulsar a ISIS en Siria será necesario derrocar al presidente del país, Bashar Asad, declaró Bush. Para ese propósito, señaló, que buscaría la unidad de los grupos moderados que combaten a ISIS en ese país y que los soldados estadounidenses "les apoyen como si fueran una sola fuerza".

    "Y debemos respaldar a esa fuerza en todo el trayecto, no sólo en la lucha contra el enemigo, sino en la asistencia para que integre un gobierno estable y moderado", apuntó.

    [Tema relacionado: Trump dice que pronto aclarará sus políticas]

    "Es una propuesta diplomática y militar difícil, complicada, que incluso rebasa la situación que prevalece en Irak. Pero puede realizarse", agregó.

    Bush había esbozado antes algunos aspectos de su estrategia para Irak, como permitir que los efectivos que efectúan labores de adiestramiento y asesoría en el país se sumen a las fuerzas iraquíes en el campo de batalla y contribuyan a mejorar la orientación de los ataques aéreos. Volvió a reiterar su apoyo a que se imponga una zona de exclusión aérea en Siria.

    En su discurso en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan, Bush vinculó el ascenso de ISIS, una milicia rebelde suní que controla una amplia franja de territorio en Irak y Siria y tiene presencia en otras partes en la región, con la salida en 2011 de las fuerzas estadounidenses de Irak.

    [Tema relacionado: Clinton entregará su servidor privado de e-mail]

    "ISIS creció cuando Estados Unidos se retiró de Oriente Medio e ignoró la amenaza", señaló.

    "¿Y dónde estuvo la Secretaria de Estado, Clinton?". Respondiendo a su propia pregunta, Bush continuó: "Ahí se quedó mientras se tiraba por la borda esa victoria que habían ganado difícilmente las fuerzas estadounidenses y aliadas. En todos sus viajes que impusieron marca histórica, sólo visitó Irak una vez".