GM paga multa por falla que causó 124 muertes

GM paga multa por falla que causó 124 muertes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    WASHINGTON - General Motors (GM) pagará una multa de $900 millones a las autoridades federales estadounidenses en relación con el defecto del sistema de ignición que afecta a 2.6 millones de vehículos del fabricante y que ha causado al menos 124 muertes, informaron este jueves fuentes judiciales.

    Así consta en documentos divulgados en Nueva York por el fiscal Preet Bharara, quien ofrecerá una rueda de prensa para dar detalles del caso, indicaron los medios estadounidenses.

    Según adelantó el miércoles el periódico The Detroit News, GM, el mayor fabricante automovilístico del país, ha aceptado un acuerdo por el que el fabricante será imputado por dos delitos a la vez que será sometido a control por una entidad independiente.

     

    "Las partes de este acuerdo han resuelto alegaciones complicadas sin la carga, el gasto y la incertidumbre del litigio", afirmó el vicepresidente ejecutivo de GM, Craig Glidden, en un comunicado.

     

    Glidden agregó que la compañía computará en su cuenta un gasto de $575 millones en el tercer trimestre del año como consecuencia del acuerdo.

    El acuerdo se produjo pocas semanas después de que el abogado Kenneth Feinberg, encargado por GM para que estableciese de forma independiente qué personas recibirán indemnización por el defecto, finalizase sus trabajos.

    El pasado 24 de agosto, Feinberg anunció que, tras meses de trabajos, el fondo de indemnización de GM reconocerá 399 demandas, entre ellas 124 por muerte. El resto son 17 por lesiones muy graves y 258 por lesiones graves.

    Al mismo tiempo, Feinberg ha rechazado 349 solicitudes de indemnización por fallecimiento, 262 por lesiones muy graves y 3,333 por lesiones graves.

     

    En 2014, GM reconoció públicamente la existencia del defecto y tras una investigación interna determinó que había empleados de la compañía que conocían el problema desde hace una década.

    Al mismo tiempo, la compañía estableció el fondo para compensar a las víctimas.

    El defecto del sistema de ignición afectó a modelos producidos por las marcas de GM antes de la creación de la nueva General Motors en 2009, y permite la desactivación involuntaria y repentina del motor del vehículo, lo que desconecta sus bolsas de aire.

    El defecto habría provocado centenares de accidentes en Estados Unidos.

    En mayo de este año, GM ya acordó con la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera de Estados Unidos (NHTSA) el pago de una multa de $35 millones por ocultar durante años la información sobre el defecto.