Copiloto quería destruir el avión, dice fiscal

Copiloto del vuelo 9525 sería el responsable

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El director de Lufthansa, compañía matriz de la aerolínea Germanwings, dijo estar anonadado tras enterarse de que el copiloto del avión que se estrelló el martes en los Alpes franceses causando la muerte de 150 personas provocó el desastre a propósito e indicó que desconocía los motivos de éste.

    El fiscal de Marsella que investiga el caso informó el jueves que el copiloto inició el descenso de forma manual e "intencionada".

    El comandante del vuelo salió de la cabina, al parecer para ir al servicio, y después no pudo volver a entrar, explicó el fiscal, Brice Robin. Después de que el comandante saliera, el copiloto Andreas Lubitz activó de forma manual e "intencionada" el descenso del avión y lo llevó contra las montañas.

    Carsten Spohr, director de Lufthansa, declaró en conferencia de prensa en Colonia, Alemania: "Escogemos a nuestro personal en forma muy, muy cuidadosa". Indicó que la aerolínea no tenía indicios de la razón por la que el copiloto estrelló el avión.

    Vídeo: Copiloto quería destruir el avión, dice fiscal

    Vídeo: Copiloto quería destruir el avión, dice fiscal
    Un fiscal francés que investiga el accidente afirmó que hay indicios de que el copiloto tuvo la intención de destruir el avión. (Publicado jueves 26 de marzo de 2015)

    Agregó que los pilotos son sometidos a un examen médico anual, pero este no incluye pruebas psicológicas.

     

    Video: recreación digital de la trayectoria del vuelo 9525 de Germanwings

    Video: recreación digital de la trayectoria del vuelo 9525 de Germanwings
    En este video se ha recreado el vuelo 9525 de Germanwings que terminó con un descenso sobre los Alpes y la muerte de las 150 personas que estaban a bordo de la nave. (Publicado viernes 27 de marzo de 2015)

    Por su parte, el ministro del Interior alemán, principal funcionario de seguridad del país, dijo que "no había indicios de cualquier antecedente terrorista" en el desastre.

    COPILOTO: ha sido identificado como Andreas Lubitz. Encuentra aquí información detallada sobre él, o haz click en esta foto de Lubitz en San Francisco, verificada por un periódico local alemán.  

    Thomas de Maiziere expresó que autoridades alemanas revisaron bases de datos de inteligencia y policiales el día de la tragedia y que Lufthansa les avisó que las revisiones de seguridad de rutina no arrojaron indicios de comportamiento inapropiado del copiloto.

    En la sesión en la que informó del curso de las investigaciones, el fiscal indicó que comenzó el trabajo de identificación de las víctimas del desastre.

    El copiloto de nacionalidad alemana, cuyo nombre y origen el fiscal se negó a especificar, parecía tener "intención de destruir el avión" y se negó "de forma voluntaria" a abrir la puerta.

    Por su parte, el ministro del Interior alemán, principal funcionario de seguridad del país, dijo que "no había indicios de cualquier antecedente terrorista" en el desastre.

    Thomas de Maiziere expresó que autoridades alemanas revisaron bases de datos de inteligencia y policiales el día de la tragedia y que Lufthansa les avisó que las revisiones de seguridad de rutina no arrojaron indicios de comportamiento inapropiado del copiloto.

     

    TRAGEDIA EN LOS ALPES: en una cabina como ésta se fraguó la muerte de 150 personas. MIra aquí nuestro álbum de fotos sobre esta tragedia. También puedes hacer click en la foto.

     

    En la sesión en la que informó del curso de las investigaciones, el fiscal indicó que comenzó el trabajo de identificación de las víctimas del desastre.

    El copiloto de nacionalidad alemana, cuyo nombre y origen el fiscal se negó a especificar, parecía tener "intención de destruir el avión" y se negó "de forma voluntaria" a abrir la puerta.

    Esa información se obtuvo de la grabadora de voz de la cabina, que no registró ninguna palabra del copiloto después de que el comandante abandonara la cabina.

    "Había silencio absoluto en la cabina", indicó Robin.

    En los últimos minutos del descenso de la aeronave se oyeron golpes en la puerta mientras sonaban las alarmas, añadió.

    Justo antes de que el avión se estrellara contra las escarpadas laderas alpinas, la grabación registró los gritos de los pasajeros.

    Las conversaciones grabadas entre los dos pilotos, explicó el fiscal, comenzaron siendo corteses. Pero las respuestas del copiloto se tornaron "lacónicas" cuando el capitán comenzó a preparar los planes de aterrizaje a mitad del vuelo.

    "No había razón para hacer descender el avión ni para no responder a los controladores del tráfico aéreo", comentó el fiscal. "¿Fue suicidio? No estoy usando esa palabra, no sé. Con la información de la que dispongo ahora les puedo decir que deliberadamente hizo posible la pérdida de altitud de la nave".

    [Tema relacionado: Vuelo 9525, ¿qué pasó en la cabina?]

    En la localidad alemana de Montabaur, conocidos de Lubitz dijeron que estaba al final de la veintena y no mostraba signos de depresión cuando le vieron el pasado otoño, en que renovó su licencia de piloto de planeadora.

    "Estaba contento, tenía el empleo con Germanwings y le iba bien", comentó un miembro del club de planeadoras, Peter Ruecker, que le había visto aprender a pilotar. "Daba buenas sensaciones".

    Lubitz obtuvo su licencia de piloto de vuelo sin motor cuando era adolescente y fue aceptado como piloto en prácticas en Lufthansa tras titularse en una estricta escuela preparatoria alemana, dijo Ruecker. Describió a Lubitz como un joven "bastante tranquilo", pero amistoso.

    [Tema relacionado: Avión caído: tres de las víctimas eran de EEUU]

    Lufthansa ha rechazado identificar a los dos pilotos, pero explicó que el copiloto se incorporó a la compañía de bajo coste en septiembre de 2013, justo al terminar su formación, y había volado 630 horas.

    El capitán tenía más de 6,000 horas de vuelo y estaba en Germanwings desde mayo de 2014, dijo Lufthansa, añadiendo que antes había volado con aeronaves de su compañía y de Condor.

    El Airbus A320, que cubría la ruta entre Barcelona y Dusseldorf, comenzó a descender inexplicablemente desde una altitud de crucero y se estrelló contra una zona de montaña remota en los Alpes franceses, matando a las 150 personas que iban a bordo.

    Desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, las aerolíneas de Estados Unidos no permiten que un piloto se quede solo en cabina. El procedimiento estándar es que si uno de los dos sale -por ejemplo al servicio- un asistente de vuelo ocupe su lugar en la cabina. No estuvo claro de inmediato si las aerolíneas europeas han adoptado la misma práctica.

    El director ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr, describió a los pilotos como " experimentados y entrenados" durante una rueda de prensa el miércoles por la noche en Barcelona.

    [Tema relacionado: Grandes misterios de la historia]