Cómo manejar una mala referencia laboral

Cómo manejar una mala referencia laboral

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SHUTTERSTOCK

    Una de las dificultades que se le pueden presentar a una persona que busca trabajo es haber tenido una mala experiencia en su empleo anterior que le pudiera perjudicar.

    En ese sentido, puede que no haya nada peor que llegar a una entrevista con el temor a las consecuencias de su pasado laboral.

    Sin embargo hay estrategias que se pueden aplicar cuando uno está buscando trabajo y necesita referencias laborales, incluso habiendo tenido un jefe anterior que no daría una buena opinión.

    Entre las sugerencias para enfrentar este problema, está la de consultar a ex compañeros con los que uno trabajó en equipo o con supervisores de nivel intermedio que reconocieron el desempeño de uno y cuya opinión o referencia podría presentarse en lugar de la del ex jefe.

    Qué hacer con una mala referencia laboral

    Qué hacer con una mala referencia laboral
    Una de las tribulaciones por las que pasa una persona que busca empleo es tener una mancha en su historial que le pudiera bloquear su futuro. (Publicado jueves 3 de septiembre de 2015)

    [Tema relacionado: Un look de celebrity para conseguir trabajo]

    Ahora, entre las preguntas que podría hacer el reclutador, la más probable es ¿cuánto tiempo trabajaste allí?

    En ese caso no conviene inventar. La asesora laboral Hada María Morales recomienda siempre tener una copia del curriculum, porque el reclutador seguirá ese orden.

    Y siempre hay que enfatizar en las cualidades de uno, no en sus puntos débiles.

    [Tema relacionado: Aprende a decir que no en tu trabajo]

    Otra pregunta fija de la entrevista es ¿por qué dejaste ese trabajo?

    Una buena respuesta es "porque estoy buscando mejores oportunidades".

    Pero hay que estar preparado para reclutadores inquisidores que intuyen que algo pasó, en cuyo caso uno tiene que decir la verdad, por ejemplo "tuve ciertos inconvenientes con el jefe".

    [Tema relacionado: Olvídate del estrés laboral]

    Por supuesto, no hay que ser específico en este tema y, sobre todo, nunca jamás hablar mal de su supervisor anterior, porque eso lo elimina inmediatamente a uno como candidato para esa posición.

    Prepararse para una entrevista de trabajo es como preparar una obra de teatro: hay que presentar las mejores habilidades que uno tiene y manejar sus debilidades de la mejor forma posible.

    Y, muy importante, no contar todo, pero nunca mentir.

    • En otro tema de interés: La muerte atropella a madre e hijo  Haz click aquí  o presiona en la foto.