Colombia frustra operativo de banda criminal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Según un informe de Migración Colombia, entre 2012 y marzo de este año, 4,527 extranjeros ilegales fueron víctimas de bandas dedicadas a este negocio.

    Las autoridades colombianas detuvieron en el departamento del Chocó, en el este del país, a 56 asiáticos que pretendían llegar ilegalmente a Panamá con la complicidad de la banda criminal Clan Úsuga que opera en la región, informaron este jueves fuentes oficiales.

    Los detenidos son ciudadanos de Pakistán, Nepal y Bangladesh, todos hombres, que eran conducidos por hombres del Clan Úsuga por una zona rural del municipio de Acandí, cercano a la frontera con Panamá, informó el Ejército colombiano en un comunicado.

    Los integrantes de la banda al verse sorprendidos por la tropa del Batallón de Infantería No. 47 General Francisco de Paula Vélez, les dispararon, agregó la información militar.

    Los inmigrantes ilegales fueron puestos a órdenes de las autoridades correspondientes por la tropa que no reportó capturas.

    Colombia se ha convertido, por su posición geográfica en la esquina norte de Suramérica, en un punto de tránsito de las mafias que se dedican al tráfico de inmigrantes ilegales de Cuba, países asiáticos y africanos hacia Estados Unidos principalmente.

    La zona del Urabá, cerca de la frontera con Panamá, es el principal punto por donde las organizaciones ilegales tratan de pasar a los inmigrantes que buscan llegar al país del istmo para luego seguir por tierra su aventura hacia Norteamérica.

    Según un informe de Migración Colombia, que se encarga de controlar la circulación de personas por los pasos fronterizos, entre 2012 y marzo de este año, 4.527 extranjeros ilegales fueron víctimas de bandas dedicadas a este negocio.