Dos muertos tras tiroteo en mall de Florida

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Telemundo Bridge

    MELBOURNE, Florida -- Un hombre en Florida llevaba "varias bolsas llenas de municiones" cuando baleó a su esposa el sábado en la mañana en un incidente que dejó dos personas muertas y una herida en el área de comidas de un centro comercial, informó la policía.

    José García Rodríguez, de 57 años y de Palm Bay, murió al parecer de una herida de bala que él mismo se infligió en el Centro Comercial Melbourne Square, dijo el comandante Vince Pryce, de la policía de Melbourne.

    La esposa de García Rodríguez, Ida, de 33 años, fue hospitalizada con una herida de bala y se encontraba bien de salud, dijo Pryce.

    "La sobreviviente era el blanco del ataque", agregó.

    Video: Dos muertos tras tiroteo en mall de Florida

    Video: Dos muertos tras tiroteo en mall de Florida
    Un hombre en Florida llevaba "varias bolsas llenas de municiones" cuando baleó a su esposa el sábado en la mañana en un incidente que dejó dos personas muertas y una herida en el área de comidas de un centro comercial, informó la policía. (Publicado domingo 18 de enero de 2015)

    A las 10:00 de la mañana, unas 100 personas se preparaban para abrir sus tiendas en el centro comercial, adonde llegaron los agentes ante reportes de disparos a eso de las 9:30.

    "Todavía escuchábamos disparos cuando llegaron los primeros agentes al centro comercial", declaró Pryce.

    Los agentes evacuaron el centro comercial y prestaron asistencia a algunos empleados que se habían encerrado en clósets cuando escucharon los balazos, según Pryce.

    Otro hombre murió durante los disparos y su nombre no ha sido revelado. Pryce dijo que continúa en investigación el vínculo de esta persona con la pareja.

    Tres pistolas fueron recogidas del lugar en el que ocurrieron los hechos. Cuando los agentes encontraron a las tres víctimas, García "tenía varias bolsas llenas de municiones", dijo Pryce.

    "Creemos que lo sucedido quizá derivó de un incidente de violencia familiar", apuntó.

    La gerencia del centro comercial dijo en un comunicado en Facebook que el lugar permanecería cerrado hasta nuevo aviso mientras prosiguen las investigaciones de la policía.

    Pryce agregó que las autoridades tenían prevista la reapertura del centro comercial para el domingo.

    Imágenes de la televisión local mostraron la entrada del centro comercial y el estacionamiento cerrados por un perímetro policial con cinta amarilla.

    Donna Evans,de Melbourne, relató que se encontraba en la zona de establecimientos de comida cuando escucho los disparos a unos seis o siete metros (20 a 25 pies) de distancia.

    "Nos acababan de dar nuestra comida para que nos sentáramos entre Starbucks y Chik-fil-A, cuando escuchamos `pam, pam, pam, pam, pam, pam, pam', tiramos todo y nos echamos a correr", declaró Evans al periódico Florida Today