Piden que se revise si un fiscal interfirió

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - Los padres del adolescente negro de 17 años que murió por el disparo de un vigilante voluntario en una urbanización privada de Florida quieren que se investigue si un fiscal interfirió en la acción de la policía. En una entrevista difundida este lunes por la cadena CNN, el abogado de la familia del menor muerto, Trayvon Martin, dijo que los padres de éste enviarán durante las próximas horas una petición formal al Departamento de Justicia para que se examine si la acción de un fiscal interfirió en la investigación que realizó la policía. Pese a que el propio Departamento de Justicia estadounidense puso en marcha el pasado 19 de marzo una investigación de los hechos, los padres de Martin quieren que se aclare la posible "interferencia" de la oficina del fiscal Norm Wolfinger en la investigación de la policía de la localidad de Sanford, donde se produjo la muerte del adolescente. Wolfinger ha recibido numerosas críticas, sobre todo por parte de la comunidad negra, por no haber presentado cargos contra George Zimmerman, de 28 años, el hombre que confesó haber matado al menor el pasado 26 de febrero en una urbanización de las afueras de Orlando. Zimmerman, que permanece recluido por temor a represalias, dijo a la policía que la noche del suceso Martin (quien estaba desarmado) le golpeó y tiró al suelo antes de que éste le disparara, una versión que rechazan los que piden que se le arreste. Se trata del argumento utilizado por Zimmerman, de madre peruana, para defender que se vio obligado a actuar en defensa propia y amparado por la ley "Stand Your Ground" ("Defiende tu posición"), que exime a los ciudadanos de la obligación de retirarse ante una amenaza, si es posible hacerlo de forma segura, y les concede libertad para recurrir al uso de la fuerza para defenderse. De acuerdo con el auto policial al que tuvo acceso Efe, en el que se describe el incidente, se especifica que "Zimmerman sangraba por la nariz y por una herida en la nuca". Los hechos ocurrieron cuando Martin volvía a la casa de la pareja de su padre, en Sanford, tras comprar unos caramelos y un té frío, y caminaba con la capucha de la sudadera puesta, lo que hizo que Zimmerman sospechara de él y llamara a la línea de emergencia 911. En los últimas semanas se han multiplicado en diversas ciudades del país las manifestaciones de quienes consideran injusto que el autor del disparo siga en libertad, así como de quienes ven en este caso un tinte racista. Mientras continúa la controversia sobre numerosos puntos de este caso, como el debate sobre si Zimmerman disparó en defensa propia, otra cuestión puede resultar clave: la que se refiere a los gritos que se escuchan en una llamada a la línea de emergencia momentos antes de que Martin muriera de un tiro. Según publica este lunes el diario Orlando Sentinel, un experto en el campo forense de análisis de voces apuntó que no es la voz de Zimmerman la que pide auxilio en la grabación. Tom Owen, experto forense de Owen Forensic Services LLC, descartó que la voz recogida en la llamada al 911 fuese la de Zimmerman, la misma conclusión a la que llegó otro experto al que consultó este diario. Mientras sigue la investigación del suceso, continúan las marchas y actos de protesta en diferentes ciudades del país en los que se pide justicia para Martin y que se arreste al vigilante voluntario que disparó.