En Westchester: ¿Una mezquita?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La construcción de un edificio con aspecto árabe en el barrio de Westchester tiene encendido a un comisionado de Miami-Dade, quien teme que allí se organizará una mezquita sin los debidos permisos.

    Samir Ghazal, el dueño de la propiedad, asegura que el enorme inmueble será la casa de su madre, pero el comisionado Javier Souto sospecha que los 8,190 pies cuadrados de la estructura (y sus once baños) servirán como centro de reunión de musulmanes en Westchester, un barrio donde la población es mayormente de origen cubano.

    El edificio está situado en la zona de la Calle 40 y la Avenida 111 del suroeste de Miami-Dade.

    Souto aseguró a Marilys Llanos, de Telemundo 51, que alguien podría acabar en la cárcel por la construcción del inmueble, ya que según dijo se ha hecho de forma irregular.

    Los funcionarios del condado encargados del código de construcción, por su parte, dijeron al periódico The Miami Herald que a pesar de sus tres pisos y a pesar de ser bastante más alto que las casas de su alrededor, este edificio se ha levantado de forma legal.

    Para el propietario Ghazal la polémica se resume en una palabra: discriminación.

    "Creo que es un caso de discriminación. A dos bloques de aquí hay una mujer, una cubana de piel blanca, que construyó una casa del mismo tamaño. Creo que todo esto se debe a que mi madre es una cubana negra", dijo Ghazal al Miami Herald. "Es porque yo practico el Islam".