México da actas de nacimiento a inmigrantes en EEUU

México da certificados de nacimiento a inmigrantes en EEUU

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock
    Los consulados mexicanos en Estados Unidos ayudarán a los inmigrantes.

    SANTA ANA, California - El gobierno mexicano empezará a emitir certificados de nacimiento en sus consulados de Estados Unidos para ayudar a los inmigrantes que buscan permisos de trabajo, licencias de conducción y protección ante las deportaciones, lo que les hará más fácil solicitar pasaportes o tarjetas de identificación consular que son vitales para que los inmigrantes que viven en el país de forma ilegal certifiquen su identidad.

    Hasta ahora, México requería a sus ciudadanos que obtuvieran certificados de nacimiento en oficinas del gobierno en México. Muchos de los que viven en Estados Unidos piden a amigos y familiares en casa que los recojan, lo que puede retrasar sus solicitudes para programas de migrantes y otra clase.

    Aunque muchos de los miembros del Congreso, dominado por los republicanos, quieren derogar la política migratoria del presidente, Barack Obama, México intenta ayudar a millones de sus ciudadanos a presentarse a los programas que les permitirían permanecer en Estados Unidos de forma temporal y seguir enviando dinero a sus familias al otro lado de la frontera.

    "Es una enorme ayuda. Ayuda a los individuos a empezar de verdad a formular su identidad en este país", dijo Angelica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de Inmigrantes, en Los Ángeles.

    Vídeo: México da actas de nacimiento a inmigrantes en EEUU

    Vídeo: México da actas de nacimiento a inmigrantes en EEUU
    (Publicado jueves 15 de enero de 2015)

    En torno a la mitad de los 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos de forma ilegal proceden de México, y los expertos estiman que en torno a 3 millones de mexicanos podrían aspirar a permisos de trabajo y protección de la deportación de acuerdo con los planes del gobierno de Obama.

    Hace unas dos semanas, California -que acoge a más mexicanos que ningún otro estado- comenzó a dar licencias de conducir a inmigrantes que están en el país de forma ilegal.

    Buenas y malas noticias para inmigrantes

    Buenas y malas noticias para inmigrantes
    Un abogado de inmigración analiza una demanda contra la acción ejecutiva y una buena noticia para los inmigrantes mexicanos en EEUU. (Publicado jueves 15 de enero de 2015)

    A parte del jueves, los 50 consulados mexicanos en Estados Unidos podrán acceder a datos mantenidos por los gobiernos regionales mexicanos e imprimir certificados de nacimiento en los consulados, dijo Arturo Sánchez, cónsul de asuntos comerciales y de prensa en Santa Ana, California.

    En el último año, el consulado de Santa Ana ha visto un aumento en la demanda de documentos. Las citas diarias se han multiplicado en un tercio a casi 400, en muchos casos por peticiones de certificados de nacimiento, explicó Sánchez.

    Las autoridades consulares mexicanas en California han apoyado el despliegue del nuevo programa de licencias de conducción, celebrando sesiones informativas y ofreciendo clases de preparación al examen para ayudar a los inmigrantes a pasar la prueba y obtener sus licencias.

    Jessica Vaughan, directora de estudios de política en el Centro para Estudios de Inmigración, dijo creer que México intenta facilitar que sus ciudadanos se queden por el dinero que envían a su país de origen.

    Los trabajadores migrantes mexicanos, muchos de los cuales viven en Estados Unidos, enviaron a sus familias en casa 21,600 millones de dólares en 2013, según el banco central del país.

    Vaughan, cuya organización defiende límites más estrictos sobre la inmigración, dijo que la integridad de los certificados de nacimiento es clave porque se emplean para emitir documentos de identidad clave como pasaportes.

    "Si podemos confiar en que el gobierno mexicano haga sus diligencias pertinentes y establezca un sistema con integridad, entonces esto funcionará y dependerá de nosotros asegurarnos de que nos comunicamos con ellos sobre lo que tenemos que ver en términos de integridad", expresó. "Ése es un `si' muy grande".