Noticias

No salen de su asombro

No salen de su asombro

Muchos mexicanos en Estados Unidos no pueden creer que el PRI esté de nuevo en el poder.

Muchos mexicanos en Estados Unidos no pueden creer que el PRI esté de nuevo en el poder.

Muchos mexicanos en Estados Unidos no pueden creer que el PRI esté de nuevo en el poder.

Crédito:

SAN DIEGO -- El resultado de la elección de un nuevo presidente en México podría disuadir a algunos emigrantes de regresar a casa, a pesar de las prometedoras oportunidades económicas en el país y el vacilante mercado laboral en Estados Unidos.

Resultados preliminares del Instituto Federal Electoral (IFE) dados a conocer el lunes muestran que sólo un pequeño porcentaje de los 40.000 expatriados mexicanos votaron el domingo por el virtual presidente electo Enrique Peña Nieto.

Muchos inmigrantes en Estados Unidos dicen que están conmocionados porque el Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyos gobiernos en gran medida los llevaron a irse de su tierra natal, regresó al poder.

"Creo que la mayoría de los inmigrantes huyeron de México por culpa del PRI y todavía tienen la imagen de un PRI que fue corrupto y asesino", dijo Guadalupe Sandoval, universitaria, de 18 años, residente de San Diego que siguió la elección de cerca. "Definitivamente estoy sorprendida".

Sandoval dijo que su familia habría considerado regresar a México si el principal rival de Peña Nieto, el candidato de la izquierda Andrés Manuel López Obrador, ganaba. El Revolucionario Institucional ganó la Presidencia con sólo 38% de los votos a su favor.

La familia de Sandoval se fue de México un año antes de que acabaran los 71 años de régimen priísta en el año 2000. La inmigración ilegal ha disminuido desde entonces debido a los operativos en la frontera tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la desaceleración económica en Estados Unidos.

Más de 40.000 mexicanos votaron desde 91 países para las elecciones del 1 de julio. Los emigrantes mexicanos se ganaron el derecho de sufragar en 2006.

La mayoría de ellos votó por Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional (PAN), el mismo del presidente Felipe Calderón, que recibió 17.169 sufragios enviados desde el extranjero, de acuerdo con resultados preliminares del IFE difundidos el lunes. López Obrador obtuvo 15.878 votos y Peña Nieto apenas 6.359.

Peña Nieto inmediatamente puso manos a la obra para calmar los reclamos de que el viejo PRI estaba de regreso, al decir en su discurso de victoria: "Somos una nueva generación. No hay regreso al pasado".

Habló de seguridad, comercio e infraestructura, pero no trajo a colación el tradicional tema mexicano de una reforma migratoria en Estados Unidos para ayudar a 12 millones de mexicanos que viven aquí.

Peña Nieto dijo que quiere "construir una relación que permita la integración productiva con América del Norte".

También prometió frenar la violencia por el narcotráfico.

Justiniano Rosario, un inmigrante de 56 años nacido en Puebla y que vive en Nueva York, cree que México está peor que cuando abandonó el país, hace 27 años.

"Hay demasiada violencia y poca honestidad entre los políticos. Es un circo, y con el PRI no va a cambiar nada", dijo Rosario, que trabaja transportando cajas llenas de alimentos para una bodega. "El PRI gobernó durante muchos años y engañaron al pueblo. No van a resolver la situación de violencia. Los gobiernos la conocen bien y no logran acabar con ella. Yo no creo en ningún candidato, pero mucho menos en el PRI".

Rosario no votó porque no tenía la credencial de elector que necesitaba y además, aseguró: "No me interesa votar, no resuelve nada".

Bricia López, copropietaria del restaurante mexicano La Guelaguetza, en Los Angeles, está de acuerdo.

"Estoy triste", dijo. "Realmente pensaba que esta elección podría traer un cambio en cómo funcionan las cosas. Ahora es lo mismo de siempre. No es justo para la gente en México que no tiene nada. Es indignante, no es justo para las personas pobres que veo siempre que voy a los pueblos pobres en Oaxaca".

Los mexicanos votaron en las elecciones del domingo, por lo conocido después de decepcionarse por que la euforia de haber derrotado al PRI en las elecciones de 2000 no se transformara en los cambios drásticos que esperaban ver.

Pedro Ramos, fundador de la organización Unión de Poblanos en Exterior, una asociación en Los Angeles que representa a inmigrantes del estado de Puebla, entiende la situación.

"Nos fue muy mal con el cambio. En Peña Nieto vemos una estructura que sabe gobernar. Ahora esperamos que voltee a vernos y que vea que somos más que gente que envía remesas, que somos quienes proyectamos la buena imagen de México en el exterior".

La Casa Blanca espera que la cercana relación de la que Estados Unidos ha disfrutado con el gobierno de Calderón siga con Peña Nieto.

Victoria Nuland, vocera del Departamento de Estado, felicitó a Peña Nieto por la "patente" victoria y a los mexicanos por demostrar "su fuerte compromiso con los valores democráticos a través de un proceso electoral libre, justo y transparente". Nuland se negó a responder preguntas sobre un posible cambio en la estrategia antinarcóticos de México.

"No vamos a predecir cambios en políticas", dijo la portavoz. "Pero estamos comprometidos a trabajar junto con México para enfrentar los desafíos que representan las organizaciones criminales transnacionales y esperamos que siga la amplia cooperación con el gobierno de Peña Nieto cuando éste comience".

Durante su largo régimen, el PRI fue conocido por construir las instituciones y servicios sociales del país, y por mantener a raya al crimen organizado que operaba en ese entonces sin los niveles de violencia que se ven hoy.

El experto en migración Wayne Cornelius opinó que la exasperación por la ofensiva del presidente Calderón contra los cárteles de la droga pudo causar que los mexicanos votaran para que el PRI regresara al poder, pero lo que muchos podrían estar olvidando es que el partido también fue en su mayor parte responsable por las tres fuertes crisis económicas que azotaron al país desde la década de 1970.

El gobierno de Calderón tuvo impresionante manejo de la economía, que solía desplomarse cada vez que la economía estadounidense trastabillaba, dijo. Pero su trabajo fue ensombrecido por la escalofriante violencia por la lucha contra el crimen organizado que ha costado más de 47.000 vidas desde que asumió el poder en 2006.

La recesión tal vez volvió lento el flujo migratorio hacia Estados Unidos, pero también ha causado que los inmigrantes que están aquí se vuelvan más arraigados. Y Cornelius no cree que el nuevo presidente en México cambie eso.

"Esta es una población que se ha vuelto cada vez más estable en los últimos 15 años y, junto con la crisis económica en Estados Unidos, ha tenido un efecto de anclar a la población mexicana más firmemente porque temen perder el punto de apoyo que ya tienen en el mercado laboral estadounidense si regresan" a su país, agregó Cornelius, que es director emérito del Centro de Estudios México-Estados Unidos en la Universidad de California en San Diego.

Boletín de Noticias

Suscríbete a nuestros boletines de noticias


blog comments powered by Disqus

Telemundo Local da la bienvenida a una discusión amena y cortés mientras usted siga las Normas de Conducta establecidas en nuestros Términos de Servicio. Los comentarios no son evaluados previo a publicarse. Usted acepta que cualquier cosa que publica puede ser utilizada, junto con su nombre y foto de perfil, en conformidad con nuestra Política de Privacidad y la licencia que usted nos concede conforme a nuestros Términos de Servicio. Los comentarios no son monitoreados por lo que éste no constituye un medio para contactar la estación. Por favor, visite nuestra página de Contacto para obtener el email, dirección o número de teléfono si desea contactar la estación.