Italia pone en jaque a la Eurozona

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    El líder italiano Silvio Berlusconi llega el 23 de octubre la sede de la Unión Europea en Bruselas. La UE busca evitar que Italia se precipe a una crisis de deuda.

    BRUSELAS - La Eurozona acelera sus planes para llegar a la cumbre del miércoles en Bruselas con una solución definitiva a la crisis de deuda, con el temor creciente de que Italia, tercera economía europea, siga los pasos de Grecia.

    Poco antes de que inicie esta decisiva cumbre, crecen las dudas de que los europeos sean capaces de cumplir con sus promesas de alcanzar un acuerdo para presentar en la reunión de los países industrializados y emergentes del G20 en la ciudad francesa de Cannes, el 3 y 4 de noviembre.

    Al mismo tiempo aumentan los temores de que Italia, la tercera economía europea, se convierta en la próxima víctima de la crisis de la deuda. El jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi parecía haber llegado el martes en la noche a un acuerdo con su aliado de la Liga del Norte sobre un principio de reforma de las jubilaciones, en un intento de responder a las exigencias de la Unión Europea.

    Las negociaciones proseguían el martes en la residencia romana de Il Cavaliere para definir las reformas que debería presentar el miércoles en Bruselas. Llamado al orden el domingo por sus pares de Alemania, Angela Merkel, y Francia, Nicolas Sarkozy, Berlusconi prometió actuar para prolongar hasta 67 años la edad de jubilación en Italia, con el fin de alinearse con otros países europeos.

    Con una deuda pública de más de 1,9 billones de euros (cerca del 120% del PIB), Italia está en la línea de mira de los mercados desde este verano, ante la falta de credibilidad del gobierno que ha prometido equilibrar el presupuesto en 2013 mediante medidas de austeridad.

    El tiempo apremia y ya son ya varios los países como Gran Bretaña que dan muestras de haber perdido la paciencia. Los dirigentes europeos se concentran en lograr un consenso para optimizar al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera de manera que sirva para evitar un contagio de la crisis a países como Italia o España.