Fugitivo por 20 años comparece en tribunal de Miami

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un fugitivo largamente buscado por fraude al Medicare, Robert Allen López, comparecerá este lunes ante un tribunal federal de Miami luego de permanecer fugitivo por casi 20 años.

    Allen López, de 49 años, deberá presentarse esta tarde, a las 2 p.m., ante el magistrado Barry Garber. Perp también tendrá que comparecer en algún momento ante el juez federal James Lawrence King, quien iba a sentenciarlo en 1997.

    El fugitivo fue arrestado el 14 de noviembre en Nicaragua tras ingresar y permanecer ilegalmente en ese país centroamericano. Un equipo del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos lo trajo a Miami en un vuelo de American Airlines el pasado sábado, informaron las autoridades federales.

    Allen López archiva un largo historial criminal en el sur de la Florida.

    De acuerdo con la acusación, entre julio de 1991 y junio de 1994, Allen López conspiró para defraudar al gobierno federal mediante la presentación de reclamaciones falsas de Medicare y la estructuración de transacciones en efectivo para evadir los requisitos de notificación.

    En el proceso se demostró que el acusado creó empresas falsas a través de las cuales solicitó pagos al Medicare por un total de $4,3 millones de dólares. Las reclamaciones de pagos argumentaban servicios a nombre de pacientes que no los necesitaban o no se ofrecieron.

    En diciembre de 1995, Allen López se declaró culpable de por esas acusaciones y salió libre bajo fianza bajo la condición de que no dejara el área sin permiso. En 1997, un jurado federal lo halló culpable de no presentarse a la sentencia.

    En 2000, Allen López evitó ser capturado en México. Su hijo de 10 años fue hallado caminando solo por las calles de Cancún, México, y fue puesto bajo custodia. En ese momento apareció un supuesto tío del menor que reclamó su custodia.

    La policía mexicana identificó luego a Allen López como el falso tío al comparar sus huellas dactilares.

    Allen López había escapado del país con sus dos hijos —un niño y una niña— y dejó a su esposa. La policía del condado de Miami Dade lo acusó de interferir en la custodia de un menor.

    Tras el incidente en México, el hijo de 10 años regresó a Estados Unidos, en marzo del 2000 y está con su madre, quien también recuperó ya a la niña.

    La captura de Allen López fue posible gracias a los esfuerzos de los departamentos de Estado y de Salud y Servicios Humanos, y el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos.

    Las autoridades federales lo ubicaba entre México y Colombia, según la página dedicada a los fugitivos por fraude al Medicare.