Aplazan ejecución de reo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Scott dijo que la ejecución del prisionero de 64 años programada para el 16 de octubre "está temporalmente suspendida".

    MIAMI - El gobernador del estado de Florida (EE.UU.), Rick Scott, aplazó hoy la ejecución del reo John Errol Ferguson, condenado a la pena capital por el asesinato de ocho personas, para evaluar si está en capacidad mental para entender la naturaleza de esa sentencia y por qué se le impuso. Scott, en una orden ejecutiva de tres páginas, dijo que la ejecución del prisionero de 64 años programada para el 16 de octubre "está temporalmente suspendida" hasta que una comisión de tres psiquiatras presenten el informe de la evaluación. La ejecución de Ferguson, quien está en la prisión Union Correctional Institution en Raiford, en el norte de Florida, estaba prevista para las 22.00 GMT del día fijado para su ejecución mediante la inyección letal. Los psiquiatras Wade Myers, Alan Waldman y Tonia Werner deben examinar a Ferguson el próximo 1 de octubre y entregar el informe al gobernador al día siguiente. "En caso de que, después de recibir el informe, decido que John Errol Ferguson está en capacidad mental de comprender la naturaleza de la pena de muerte y por qué se le impuso, la ejecución se efectuará el 16 de octubre a las 18.00 hora local (22.00 GMT)", dijo Scott. El gobernador emitió la orden luego de que los abogados del prisionero le enviaran una carta en la que hicieron un recuento de pasados diagnósticos de varias condiciones mentales que afirman sufre su cliente. Ninguna de esas condiciones, subrayó Scott, demuestran que el reo actualmente carezca de capacidad mental para comprender la condena en su contra y recordó que varias instancias judiciales rechazaron ese argumento. El gobernador firmó la orden de ejecución el pasado 5 de septiembre después de que el prisionero sufrió derrotas legales intentando que se anulara su condena en varias instancias judiciales, incluyendo el Tribunal Supremo de Estados Unidos. Ferguson fue condenado a muerte por dos casos separados que suman total de ocho cargos de asesinato en primer grado. Las autoridades acusaron al reo de asesinar a seis personas en Carol City en julio de 1977 y a otras dos en 1978 en Hialeah, ambas ciudades en el condado de Miami-Dade, en el sur del estado. Florida ha ejecutado a 72 reos desde que se restableció esa condena en el estado en 1976, según datos del Departamento de Prisiones.