Doña Florinda revela primer beso con Chespirito

Doña Florinda revela primer beso con Chespirito

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO LOCAL

    Florinda Meza y Roberto Gómez Bolaños vivieron una historia de amor de 40 años hasta que la muerte los separó.

    Pero al principio les tocó lidiar con algunos "inconvenientes".

    "Cuando él se dio cuenta de mis valores, empezó a buscarme mucho desde que entré al programa", contó. "Empezó a cortejarme y le gustaba mucho platicar conmigo".

    Ella pensaba que todo eso era parte del cortejo. "Me cortejó siempre pero me persiguió durante cinco años", confesó.

    El primer beso de Doña Florinda y Chespirito

    El primer beso de Doña Florinda y Chespirito
    Florinda Meza abrió su corazón y confesó los detalles del inicio de su relación con Roberto Gómez Bolaños hace más de 40 años. (Publicado miércoles 7 de octubre de 2015)

    "Yo ya sabía que él era un coqueto, yo lo conocí desde mucho antes de que me llamaran", recuerda.

    "Yo tenía el pelo muy largo... de pronto pasa la mano por el pelo hasta abajo, donde la espalda deja de llamarse espalda y dice 'qué bonito pelo tienes'. Y yo me quedo mirándolo, yo sabía quién era, pero me enojó mucho y le dije '¡enano grosero!'".

    Además, un no tan pequeño detalle: Chespirito en ese entonces estaba casado.

    "Otro detallote", responde Florinda. "Yo decía 'no nada más es mi jefe, es un hombre que trae un gran bagaje', siete valijas: seis hijos y una esposa".

    La historia del primer beso entre Florinda y Chespirito es muy interesante, y ella la cuenta con lujo de detalles.

    "Como yo estaba enojada y sin saber por qué estaba enojada, porque no me cortejaba ya, después de que él me dijo todo eso, lo que quería de su vida, que tenía una esposa que era una gran mujer, pero que él no sabía cómo se había abierto una brecha, que él recordaba que se había casado enamorado, pero que no sabía pasado y que sentía un gran vacío, por eso a veces andaba con otras... porque quisiera besar a alguien".

    "Y entonces yo le dije 'si quieres besar a alguien, ¿por qué no me besas a mí?'. Fue un beso hermoso y duradero e inolvidable. Y en cada aniversario nos decíamos eso: si quieres besar a alguien, bésame a mí.

    "Pero entonces, después de eso fue cuando ya le puse las condiciones: que yo quería ser la mujer, le dije 'sé que estás casado'. Me dijo 'pero no me puedo divorciar, podríamos tener relaciones y hablaré e intentaré la separación, pero no es fácil que me den el divorcio'.

    "Fui muy criticada por la prensa, fuimos muy criticados, yo era la robamaridos y todos auguraban que yo lo hacía porque era una trepadora, porque él era 30 años mayor que yo".

    Para más información de Un Nuevo Día, haz click aquí.