Narcocorridos, la violencia detrás de sus intérpretes