Lo que su apartamento dice de él

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    Estas empezando a salir con un chico que te gusta y te invita a su apartamento… Aparte de pasar un buen momento ten los ojos bien abiertos. Puede ser que su casa te hable mucho de él. Hay quienes dicen que abriendo el armario de una persona se puede ver como está su cabeza. Este decir se refiere no solo al orden, si no también al color de las prendas, su distribución y la lógica de quién las guarda.

    Una visita a su departamento puede valer más que un informe psicológico. La decoración, el orden, sus compañeros de pisos, todo te dará información de cómo es el chico con el que estás saliendo. Algunos tips para hacer de tu visita a su casa un perfecto reporte de CSI:

    El departamento compartido. Puedes averiguar mucho sabiendo con qué tipo de personas vive. ¿Eligió él a sus compañeros? Si son sus amigos entonces te harás una idea de con qué tipo de personas se junta. SI por el contrario los compañeros de apartamento surgieron al azar puede ser interesante ver como se relaciona el con otra gente: ¿Hay conflictos constantemente? ¿Es él una persona fácil de tratar? ¿Siguen una rutina en los quehaceres comunes de la casa?

    El orden. Llegas a su casa y está todo dado vuelta, él busca la ropa entre pilas de trapos sucios, se guía por el olor para decidir que se pone. Atención: estamos ante una mente caótica y sin estructura alguna. Si sigues saliendo con él sufrirás transformándote en su madre. Los hombres no son tan ordenados como las mujeres, pero una base que lo diferencie de un animal salvaje tiene que haber.

    Los detalles. Cuando te recibe en su casa. Tiene unas velas preparadas, sabe cocinar, poner la mesa, recoge los platos. Su cama tiene sábanas limpias y está hecha. Todo esto serían síntomas positivos. Si no sabe poner una mesa o prepararte una cena mínimamente digna, atención: ¡Enciende tus luces de Warning!

    El baño. Este lugar de la casa habla de aspectos íntimos y de la higiene que tiene una persona. Dile que necesitas pasar un momento al baño y echa un vistazo. ¿Es coqueto? ¿Está lleno de perfumes y cremas? ¿Hay cosas de mujer? Aprovecha y fíjate que tan limpio lo tiene. Si el baño da terror quizás estés ante una persona poco limpia o de educación dudosa.

    La decoración. Puedes saber mucho de él viendo que fotos de su familia tiene en su casa. Presta atención a los cuadros y adornos. Hay gente que no tiene mucha sensibilidad o buen gusto para la decoración. Pero de todas formas, los objetos que elija te hablarán de él. Toma nota mental de como decora su espacio vital.

    Libros. Es fantástico poder echar un vistazo a su biblioteca, saber lo que él lee te dará mucha información para saber cuán amoblada tiene su cabeza. Si en su casa no encuentras un solo libro puede ser que estés ante alguien con una cultura muy reducida. Pregúntale por los libros que ves. Es una excelente manera de conversar de temas profundos.

    Una vez hecho el reconocimiento de tu casa, discútelo con tus amigas. Tendrás ahora numerosa información para saber más sobre él.