Brady apela suspensión por balones desinflados

Tom Brady apela suspensión por balones desinflados

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El mariscal Tom Brady cuando se decretó el fin del juego.

    FOXBORO - Tom Brady apeló su suspensión de cuatro partidos que le impuso la NFL por su participación en un complot para desinflar balones durante el partido por el campeonato de la Conferencia Americana de la campaña pasada.

    La apelación, que era esperada, fue radicada el jueves por el sindicato de jugadores de la NFL, cerca de una hora antes del plazo. El sindicato pidió que un juez neutral atienda el caso, aunque el convenio laboral de la liga estipula que será decidido por el comisionado Roger Goodell o una persona que él elija.

    "Tomando en cuenta el historial de incongruencias y decisiones arbitrarias de la NFL en asuntos disciplinarios, es justo que un juez neutral se encargue de esta apelación", dijo el sindicato en un comunicado.

    La NFL anunció la sanción del quarterback el lunes, cuando también multó a los Patriots de Nueva Inglaterra por un millón de dólares y les quitó su selección de primera ronda del draft de 2016 y otra de cuarta ronda para 2017.

    La apelación de Brady es sólo de su suspensión y tiene que ser atendida en 10 días. El equipo no ha dicho si apelará a los otros castigos antes de la fecha límite, que se cumple el próximo jueves.

    Un reporte emitido el 29 de abril por el investigador Ted Wells, contratado por la NFL, determinó que es "más que probable" que Brady "al menos tenía una idea" de los planes de dos empleados del equipo para desinflar los balones a su gusto, por debajo del límite mínimo de 12,5 libras por pulgada cuadrada que permite la liga, para el partido por el campeonato de la Conferencia Americana contra los Colts de Indianápolis.

    [Tema relacionado: NFL: ¿Qué ventaja proporciona un balón desinflado?]

    Brady se perdería las cinco primeras fechas de la temporada, ya que los Patriots tienen una fecha libre, además de su salario por cuatro partidos que suma unos 1,88 millones de dólares.

    Previamente, un abogado de los Patriots dijo que el apodo de "desinflador" que usó un encargado de los balones, y que es mencionado en la decisión de la NFL, se refiere a la pérdida de peso, y no a balones.

    El abogado Daniel Goldberg dijo que dos empleados de los Patriots usaban el apodo en broma para referirse al empleado del camerino Jim McNally, quien trataba de perder peso.

    En una respuesta de 20.000 palabras a los hallazgos de la liga, Goldberg disputa la investigación de Wells con argumentos científicos, lógicos y legales.

    Goldberg representó al equipo y estuvo presidente durante todas las entrevistas del personal involucrado. El vocero de los Patriots, Stacey James, confirmó que lo publicado en el portal wellsreportcontext.com es genuino y "aprobado/respaldado por el equipo". 

    [Tema relacionado: NFL: Balones desinflados en 1era mitad del juego]

    El abogado laboral Jeffrey Kessler ayudará al sindicato de jugadores de la NFL en el proceso de apelación de la suspensión de Tom Brady.

    Kessler ha litigado en algunos de los casos antimonopolios deportivos más famosos, incluyendo su trabajo con varios sindicatos de jugadores. Fue una figura importante en la creación de la agencia libre en la NFL, y tuvo un papel crucial para que terminara el cierre patronal de 2011.

    El abogado representó hace poco a Adrian Peterson en su apelación para reducir una suspensión por violación del reglamento de conducta personal de la liga. Peterson cumplió con su suspensión completa hasta el 15 de abril, aunque en la lista especial del comisionado, así que le pagaron su salario. El running back ya puede reincorporarse a la acción, aunque no se ha reportado a los Vikings de Minnesota.

    Kessler también representó a Ray Rice cuando la suspensión por tiempo indefinido al running back fue rechazada por un mediador el año pasado.

    La apelación sería atendida por el comisionado de la NFL Roger Goodell o una persona que él mismo designe con el asesoramiento del director ejecutivo del sindicato de jugadores, DeMaurice Smith.