Acusan a Hurd de distribuir 4k de cocaína semanales

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    El receptor de los Chicago Bears, Sam Hurd, pasó la noche detenido bajo acusaciones federales de que dirigía una red de distribución de drogas en la ciudad. Hurd, quien en julio fue transferido de Dallas a los Bears, fue detenido el miércoles por la noche fuera del restaurante Morton Steakhouse en Chicago después de haber aceptado un kilo de cocaína a un agente federal encubierto que posaba como proveedor de drogas. El jugador estaba supuesto a pagar por la droga el jueves y de acuerdo con la denuncia penal, Hurd quería comprar más. De acuerdo con los fiscales federales, el proveedor actual de Hurd sólo podía proveer 4 kilos de cocaína a la semana, lo que al parecer no era suficiente. Hurd solicitaba 10.5 kilos de cocaína y 1,000 libras de marihuana a la semana para distribuir en Chicago. El jugador negoció el precio de las drogas a $25,000 dólares por kilogramo de cocaína y $450 dólares por libra de marihuana, de acuerdo con la denuncia. En la denuncia se dice que Hurd y un asociado, cada semana distribuían en al área de Chicago, aproximadamente cuatro kilogramos de cocaína, con un valor de unos $100,000 a $200,000 dólares. Hurd había estado en el radar federal desde que pertenecía a los Vaqueros de Dallas, en donde, según los investigadores, podría haber ayudado a otro hombre con un negocio también relacionado a las drogas. Sam Hurd está acusado de conspirar con intención de distribuir 500 gramos o más de cocaína, lo que le podría ganar hasta 40 años de prisión y una multa de $5 millones de dólares. Su abogado, que habló el jueves a las afueras de la prisión, dijo que se sienten bastante seguros. "Sam está dispuesto a pelear este caso y vamos a dar un paso a la vez", dijo el abogado Brett Greenfield. "Vamos a tomarlo día a día”. "Esperamos, tenemos la esperanza de que [el viernes] Sam será puesto en libertad", dijo Greenfield.