Rose gana el duelo a "Melo"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    El base estrella Derrick Rose llegó al Madison Square Garden y dejó cuestionado el liderazgo del alero Carmelo Anthony y en peligro al entrenador Mike D'Antoni después que los Bulls de Chicago vencieron 102-105 a los Knicks de Nueva York.

    Rose anotó 32 puntos, incluidos 15 en el cuarto periodo cuando impidió la reacción de los Knicks, y siempre respondió con los tantos decisivos que ayudaron a los Bulls a mantener la ventaja parcial de 83-88 que consiguieron con seis minutos para el final del partido.

    Junto a Rose otros cuatro jugadores de los Bulls lograron dobles dígitos, incluido el ala-pívot Carlos Boozer y el escolta Kyle Korver, que anotaron 16 puntos cada uno, mientras que el pívot Joakim Noah llegó a los 10 tantos y capturó nueve balones bajo los aros.

    Los Bulls (19-6), que la pasada noche cayeron derrotados ante los Sixers de Filadelfia, recuperaron su eficacia en el juego de ataque al conseguir un 53 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 47 (6-13) de triples, comparados al 49 y 25 (4-16), respectivamente, de los de los Knicks.

    El base estrella de los Bulls y ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la pasada temporada anotó en las tres últimas posesiones del partido y aportó 13 asistencias con cuatro rebotes, sin que tuviese respuesta por parte de Anthony.

    El jugador franquicia de los Knicks anotó 26 puntos, pero falló 16 de 26 tiros de campo, incluidos los cuatro intentos de triples, y le salvaron los 6-6 que consiguió desde la línea de personal.

    Anthony, que sigue recuperándose de las lesiones que sufre en muñeca, tobillo y dedo pulgar, aportó seis rebotes, repartió cuatro asistencias y recuperó dos balones.

    Mientras que el ala-pívot Amare Stoudemire acabó el partido con un doble-doble de 34 puntos y 11 rebotes, que lo dejaron líder del equipo, pero no pudo evitar la décima derrota de los Knicks en los últimos 12 partidos disputados.

    Stoudemire tampoco acertó con un intento de triple a falta de 10 segundos para el final del partido que hubiese significado el potencial empate y forzar la prórroga.

    El base novato aportó 10 puntos y repartió ocho asistencias, mientras que el ala-pívot puertorriqueño Renaldo Balkman se fue en blanco en los cuatro minutos que jugó al fallar el único tiro que hizo a canasta, y repartió una asistencia.

    Las derrotas y la inconsistencia en el juego de los Knicks han puesto toda la presión sobre D'Antoni, que cada día está más cuestionada su labor y le toca afrontar tres partidos en noches seguidas, primera vez desde la temporada de 1999.

    Los Knicks visitan el viernes el TD Garden, de Boston, para enfrentarse a los Celtics y regresan el sábado al Madison Square Garden, donde tendrán de rivales a los Nets de Nueva Jersey.