Madrid enfrenta a su pesadilla en Copa del Rey

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MADRID - Una nueva entrega de un derbi apasionante que ha recuperado máxima igualdad en los últimos años gracias a Diego Pablo Simeone, con intercambio de golpes en todas las competiciones, llega en Copa a un Santiago Bernabéu que se enciende en busca de la remontada del Real Madrid ante su 'bestia negra'.

    Un Atlético de Madrid de suplentes derribó a un Real Madrid de titulares en la ida de unos octavos de final de Copa del Rey en el Vicente Calderón, que dejó un amargo sabor de boca al madridismo. La actitud de sus jugadores estuvo lejos de la adecuada para un derbi madrileño de altos vuelos y el castigo de dos goles fue el reflejo de la importancia que concedieron a una competición en la que defienden la corona.

    En el Bernabéu todo será diferente. Comenzando por el once que alineará Carlo Ancelotti, liderado por el portugués de oro, Cristiano Ronaldo, que fue suplente en la ida. Tras conquistar su tercer Balón de Oro quiere encabezar una remontada de dos goles de desventaja que se antoja misión complicada viendo los últimos enfrentamientos pero con un precedente al que agarrase para el optimismo, el 3-0 de semifinales de la última edición de Copa.

    Saldrá con todo y con otra actitud el Real Madrid. Con todos los titulares en cada demarcación salvo en la portería, competición que corresponde al costarricense Keylor Navas. Ancelotti recupera a jugadores importantes en defensa como Dani Carvajal y Sergio Ramos, con Marcelo también titular en el costado izquierdo.

    "Intensidad, precisión en el pase y cabeza fría", son las claves marcadas por Ancelotti en el camino hacia la remontada. Apostará por jugar con velocidad, huir de la batalla que siempre propone el Atlético en la medular y buscar las vías de pase que estuvieron cerradas entre líneas. La movilidad en esa zona de Isco Alarcón y el James Rodríguez serán la llave para conectar con el tridente ofensivo -Bale, Cristiano y Benzema- que desea una gran noche.

    No hay dudas en Ancelotti, perdedor de los duelos con Simeone desde la final de Liga de Campeones en Lisboa. Apelará el italiano a la agresividad y la pegada para destruir el orden rojiblanco. Lo señala como el equipo "que mejor defiende de Europa" y el rival que nadie quiere en una eliminatoria.

    Para aumentar la fe de la plantilla estará la afición que llenará a rebosar el Santiago Bernabéu y que abarrotando Concha Espina dos horas antes, empujará a su equipo a una de esas remontadas que hace tiempo caracterizaban al Real Madrid y dieron forma a una leyenda que debe seguir alimentando.

    El Atlético persigue los cuartos de final con una ventaja de dos goles del partido de ida y con datos para el optimismo: su racha de tres triunfos seguidos contra el Real Madrid y sus tres victorias y un empate en sus últimas cinco visitas al Bernabéu, con la única excepción del 3-0 con el que perdió en Copa del Rey hace un año.

    Frenado el pasado domingo en el Camp Nou por el Barcelona, con una derrota por 3-1, este jueves tiene ante sí un nuevo derbi de máxima transcendencia, otro partido grande de los que se ha acostumbrado a jugar en los últimos tres años y una prueba para la firmeza que ha guiado al equipo a las cotas más altas en los tiempos recientes.

    El entrenador argentino Diego Simeone, cuyo equipo sólo ha perdido seis choques por más de dos goles en 177 partidos oficiales, apostará por casi todo su once tipo. Habrá algunas rotaciones en determinados puestos, pero alineará buena parte de la base del equipo sobre el terreno del Santiago Bernabéu desde el minuto 1.

    Pendiente del croata Mario Mandzukic, con "un poco" de fiebre, que no se entrenó esta tarde y que ha entrado en la convocatoria -si no está en condiciones jugará Fernando Torres en su lugar-, el técnico contará de inicio con el francés Antoine Griezmann, Koke Resurrección, Juanfran Torres, el uruguayo Diego Godín y el brasileño Joao Miranda, de vuelta al once.

    Todos jugadores básicos en el esquema de Simeone durante esta campaña, el último de ellos de regreso a la alineación inicial después de un par de lesiones musculares que sólo le han permitido jugar uno de los últimos trece encuentros oficiales de su equipo. Entrará en el once por el uruguayo José María Giménez.

    En las otras cuatro posiciones habrá novedades. Tres son seguras: en la portería, con la titularidad del esloveno Jan Oblak, el habitual en la Copa, por Miguel Ángel Moyá; en el lateral izquierdo, con el regreso de Guilherme Siqueira, ya recuperado de una sobrecarga muscular, por Jesús Gámez; y en una banda, con la entrada de Raúl García por el turco Arda Turan.

    En el medio centro también se prevé la inclusión de Mario Suárez, por Gabi Fernández o Tiago Mendes en el once del Atlético para el derbi, en el que Simeone tiene la baja por un esguince de rodilla del argentino Cristian Ansaldi, una de las tres ausencias de la convocatoria de 20 jugadores junto al uruguayo Cristian Rodríguez y Rubén Gracia, 'Cani', ambos por decisión técnica.