Colombiano encabeza el Giro de Italia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto/Getty Images

    VAL MARTELLO (Italia) -- El colombiano Nairo Quintana ganó el martes la 16ta etapa del Giro de Italia y arrebató a Rigoberto Urán el primer puesto en la clasificación general, en medio de difíciles condiciones climáticas en los legendarios ascensos a Gavia y Stelvio.

    Quintana, segundo en el Tour de Francia del año pasado, comenzó la jornada a dos minutos y 40 segundos de Urán, pero lo superó por más de cuatro minutos.

    Urán cayó al segundo lugar, 1:41 minutos detrás de Quintana, que pareció recuperado de un arranque difícil en las primeras dos semanas, en las que sufrió una caída y además tuvo que tomar antibióticos para combatir la fiebre.

    "Vine con el objetivo de pelear por el podio y de momento ya hemos conseguido la `maglia rosa', aunque algunos ya me daban por descartado después de los problemas que había tenido estos días", dijo el nuevo líder.

    Quintana, de 24 años y uno de los mejores escaladores del mundo, se impuso en una difícil etapa de 139 kilómetros entre Ponte di Legno y Val Martello, que incluyó los puertos de montaña de Gavia y Stelvio.

    "Conocía bien el recorrido, aunque cuando vine a reconocer las etapas del Giro, no pudimos subir mucho del Stelvio porque estaba nevado, pero sí vimos parte de la bajada y la subida final a Val Martello", dijo Quintana.

    El ciclista del equipo Movistar cruzó la meta con ocho segundos de ventaja sobre Ryder Hesjedal, mientras que Pierre Rolland arribó tercero.

    "Sigo teniendo secuelas de la gripe que he tenido y todavía tengo algún ataque de tos", añadió Quintana. "Seguro que mis rivales me van a atacar en las etapas que quedan, pero creo que mi cuerpo va cada vez mejor y tengo un gran equipo a mi lado".

    Esta es la primera vez que el Gavio y Stelvio son escalados el mismo día, y la etapa fue una copia exacta de uno de los tramos del Giro del año pasado que tuvo que ser alterado por mal clima.

    "Estuvo lloviendo mucho. No podíamos ver ninguna motocicleta. Todos sabíamos que estaba muy peligroso", comentó Quintana. "Escalamos el Stelvio juntos, y todos comenzamos a descender. Hubo cuatro o cinco de nosotros que nos escapamos del grupo".

    "Yo fui a mi ritmo. Di todo hoy; al final estuve escalando bien", agregó.

    Cadel Evans se ubica tercero en la general, a 3:21 de Quintana, y apenas cinco segundos delante de Roland. Otros competidores también ganaron tiempo respecto del australiano Evans.

    Hubo temores de que el clima afectara nuevamente el escenario este año y surgió una breve confusión ya que se reportó equivocadamente que el descenso en Stelvio había sido cancelado por ventiscas y lluvia.

    "Hemos coronado juntos el Stelvio y... cuando hemos llegado abajo, hemos visto que el grupo estaba partido. En ningún momento fue un ataque bajando ni escuché nada de que la carrera fuera a neutralizarse, ni por parte de la organización, ni desde el coche del equipo", dijo Quintana.

    Algunos equipos, así como la persona responsable de la cuenta oficial de Twitter del Giro malinterpretaron las instrucciones de ser cuidadosos en el descenso y entendieron que se había cancelado, lo que hizo que corredores desaceleraran el paso en la cima.

    "La comunicación fue interpretada erróneamente por algunos equipos", dijo el director de la carrera Mauro Vegni. "Las indicaciones sólo resaltaban el peligro en varias curvas en una parte peligrosa del descenso. Nunca se dijo que la carrera había sido cancelada, o que debían dejar de correr".