Chelsea avanza a cuartos de final en la prórroga

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    El Chelsea superó al Nápoles por 4-1 y logró el pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones gracias a un gol del defensa serbio Bratislav Ivanovic en la prórroga que culminó la remontada "blue".

    El técnico del Chelsea, el italiano Roberto Di Matteo, confió en la vieja guardia para darle la vuelta al 3-1 que su equipo sufrió en San Paolo y, una vez más, volvió a dejar al delantero español Fernando Torres de inicio en el banquillo.

    El partido comenzó con un ritmo alto por parte de los dos equipos, con el Chelsea presionando muy arriba a la defensa de tres planteada por Walter Mazzarri.

    La primera ocasión del Chelsea no tardó en llegar y, en el minuto dos del encuentro, el capitán "blue" remató por encima del travesaño una falta sacada por el español Juan Mata.

    El torrente ofensivo del equipo londinense no cesó y, poco después, el portero Morgan de Sanctis atrapó sin problemas un tiro con la derecha del extremo inglés Sturridge tras una dejada con el pecho del marfileño Drogba.

    A medida que pasaron los minutos, el conjunto italiano se fue asentando en el campo y los hombres de Walter Mazzarri comenzaron a buscar el gol con sus temidos contragolpes. El uruguayo Edison Cavani estuvo a punto de poner el 0-1 en el marcador tras un pase desde la derecha de Christian Maggio.

    Cinco minutos después, Petr Cech salvó a los suyos de encajar el primer gol tras un tiro del argentino Lavezzi, que culminó un excelente contragolpe de su equipo.

    Al Chelsea, con un equipo muy veterano, le fue imposible mantener el ritmo impuesto en los primeros diez minutos de partido y fue apagándose a la vez que el Nápoles se iba sintiendo cada vez más cómodo sobre el césped de Stamford Bridge.

    Un gol de Didier Drogba de cabeza a centro del brasileño Ramires a los 30 minutos de juego despertó a la grada "blue", apagada tras la reacción del Nápoles.

    El gol, unido a la sustitución de Christian Maggio por lesión, reactivó al conjunto de Di Matteo que, a estas alturas, solo necesitaba un tanto más para conseguir el pase a cuartos de final.

    Justo antes del descanso, un tiro dentro del área del defensa David Luiz lo interceptó el suizo Gokhan Inler en boca de gol, evitando así que empujara Drogba el balón a la red con la portería vacía.

    El Chelsea empezó la segunda parte del partido tal y como acabó la primera, presionando al Nápoles y creando ocasiones de gol. Así, tras un córner sacado por Lampard, llegó el 2-0 con un testarazo del capitán John Terry.

    Con el gol de Terry y el Chelsea clasificado, los napolitanos se vinieron arriba e Inler puso el 2-1 en el marcador tras controlar un mal despeje del capitán "blue" y soltar un zapatazo que se coló a la derecha de Cech, que no pudo hacer nada.

    A los 15 minutos de la segunda parte y con el Chelsea eliminado, Di Matteo dio entrada a Fernando Torres en sustitución de Sturridge con vistas a conseguir el gol que empatara la eliminatoria para los ingleses.

    Una sucesión de ocasiones del Chelsea culminaron con un remate de cabeza de Ivanovic que el defensa italiano Dossena interceptó con la mano. El árbitro Felix Brych decretó penalti y Lampard, con un disparo fuerte y a media altura, puso el 3-1 en el marcador que llevaba el partido a la prórroga.

    En el tiempo extra, Fernando Torres estuvo a punto de poner a su equipo por delante tras una salida en falso de De Sanctis que el "9" del Chelsea no aprovechó y envió el balón fuera.

    Poco antes del final de la primera parte de la prórroga, un centro desde la derecha de Drogba fue aprovechado por el serbio Ivanovic, quien, en posición de delantero centro, fusila a De Sanctis para poner el 4-1 que definitivo que clasificó a los hombres de Di Matteo para la siguiente ronda de la competición.