Barcelona derrota 2-0 al Espanyol

Barcelona derrota 2-0 al Espanyol

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    El delantero argentino del FC Barcelona, Lionel Andrés Messi, celebra el gol marcado ante el Espanyol, el segundo del equipo, durante el partido de la trigésimo tercera jornada de Liga que disputaron en el estadio Power8.

    MADRID, España - El Barcelona exhibió su solvencia en el derbi para vencer a domicilio al Espanyol (0-2) y dar otro paso hacia el título, mientras que el Atlético de Madrid recuperó la sonrisa tras su amarga eliminación de la Liga de Campeones ante el Real Madrid al afianzar la tercera plaza de la Liga BBVA con su victoria sobre el Elche (3-0).

    El equipo de Luis Enrique Martínez solucionó en el Power 8 Stadium uno de los partidos a priori más comprometidos que le quedaban. Lo hizo con autoridad y mete presión al Real Madrid, que tiene una comprometida salida este domingo en el campo del Celta de Vigo.

    Su ventaja ahora es de cinco puntos, lo que obliga al cuadro del italiano Carlo Ancelotti a no tropezar en Balaídos. Todo lo que no sea una victoria acercaría notablemente al título a los azulgrana.

    Conocedor de la importancia del triunfo en el derbi y para evitar sustos vividos años atrás, el Barcelona salió dispuesto a resolver por la vía rápida. En 25 minutos de buen fútbol y espectáculo, el brasileño Neymar y el argentino Leo Messi, tras dos acciones del otro componente del 'tridente', el uruguayo Luis Suárez, acabaron con el encuentro.

    Messi marcó su gol 400 oficial con el Barcelona, que vivió un derbi muy plácido y ni siquiera la expulsión a los 54 minutos de Jordi Alba modificó el panorama porque los hombres de Luis Enrique se mostraron muy sólidos y anularon al conjunto de Sergio García, cuyo sueño europeo se complica.

    El partido sirvió también para que Xavi Hernández, que saltó al campo en lugar de Andrés Iniesta, cumpliera su partido 500 en Liga, y concluyó con la expulsión en el bando local del zaguero mexicano Héctor Moreno.

    Tres días después de despedirse de Europa en el Santiago Bernabéu, el Atlético de Madrid, con el técnico argentino Diego Simeone en la grada por sanción, recobró la sonrisa a costa del Elche, al que sepultó en el segundo periodo.

    El francés Antoine Griezmann, cuya sustitución en el Bernabéu fue una de las decisiones de Simeone más controvertidas, logró un doblete (m.55 y 77) y Raúl García (m.63) completó la cuenta con un disparo lejano.

    El Elche, que vive momentos muy delicados en los despachos que comprometen incluso su continuidad en la máxima categoría y con los jugadores sin cobrar, resistió en el primer tiempo, pero en el segundo sucumbió ante la eficacia atlética.

    Con esta victoria el Atlético es tercero con 72 puntos, a cuatro del Real Madrid y siete más que el cuarto, el Valencia, que recibirá el lunes al Granada en el último encuentro de la trigésima tercera jornada.

    El Villarreal no pudo enderezar su camino y en Anoeta enlazó su séptimo partido seguido sin ganar (0-0), lo que puede permitir al Málaga, que recibirá en el primer encuentro dominical al Deportivo, recortar distancias notablemente en la pugna por la sexta plaza.

    El argentino Gero Rulli, meta de la Real Sociedad, fue de lo mejor del partido. Con sus paradas frenó todas las acometidas del cuadro de Marcelino García Toral.

    Un remate de cabeza de Víctor Casadesús concedió al Levante una victoria trascendental en Getafe (0-1), con la que adquiere un pequeño pero importante margen respecto a la zona de descenso.

    El gol fue oro para el conjunto valenciano, necesitado al máximo de los puntos ante un Getafe algo más aliviado pero que no pudo sellar casi virtualmente la permanencia.

    El equipo madrileño puso voluntad y empuje en busca del empate, pero el Levante supo que no podía dejar pasar esta oportunidad para sumar tres puntos y los amarró con todo.

    [Tema relacionado: Champions: Barsa-Bayern y Madrid-Juventus]