Anthony Ávalos

Familia de Anthony Ávalos entabla demanda millonaria contra DCFS

Alegan que los trabajadores sociales arruinaron el manejo de su caso.

Los familiares de un niño 10 años de Lancaster que murió tras ser torturado presuntamente por su madre y su novio, entablaron una demanda de $50 millones contra el condado de Los Ángeles este jueves, alegando que los trabajadores sociales arruinaron el manejo de su caso. 

La demanda fue presentada en el Tribunal Superior de Los Ángeles en nombre del padre, tía, tío y seis mediohermanos de Anthony Avalos, quien murió el 21 de junio de 2018. 

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La madre de Anthony, Heather Maxine Barron, de 29 años, y su novio, Kareem Leiva, de 33, siguen encarcelados sin derecho a fianza mientras esperan juicio por cargos de tortura y asesinato, junto con la circunstancia especial de asesinato que implica la imposición de tortura. 

Los fiscales alegan que Anthony fue torturado severamente durante los últimos cinco o seis días de su vida por su madre y Leiva. El presunto abuso incluyó azotar al niño con un cinturón y una cuerda enrollada, verterle salsa picante en la cara y la boca, sujetarlo por los pies y dejarlo caer sobre su cabeza repetidamente, según una presentación de la corte de la fiscalía. 

La demanda acusa al condado y a varios trabajadores sociales de no responder adecuadamente a los informes de abusos de Anthony y sus hermanos. 

“Verán que hubo muchas veces en que estos niños revelaron al DCFS lo malo que era'', dijo el abogado Brian Claypool a los periodistas en una conferencia de prensa anunciando la demanda. "Los trabajadores de DCFS realmente vieron a estos niños abusados y aún no hicieron nada al respecto". 

DCFS emitió una declaración en la que declinó comentar sobre los detalles de la demanda, pero en general defendió el trabajo de la agencia. 

“En cualquier momento, el Departamento de Servicios para Niños y Familias atiende a más de 34,000 familias y niños vulnerables en el condado de Los Ángeles con un compromiso inquebrantable de buscar la seguridad de los niños todos los días en nuestras comunidades '', según la agencia. “Nuestros 9,000 empleados no toman este compromiso a la ligera y buscan hacer todo lo posible para proteger a los niños bajo nuestro cuidado”. 

“Todos los empleados de DCFS tienen los más altos estándares para garantizar que se respete y mantenga la confianza pública en nuestro servicio'', según DCFS. 

La demanda cita otras muertes de alto perfil de niños que también estaban siendo monitoreados por DCFS — como Gabriel Fernández de 8 años y Noah Cuatro de 4 años, ambos de Palmdale — para alegar “fallas sistémicas” en la agencia. 

“Entre las acciones necesarias para trabajar en estas fallas sistémicas estaba la capacitación de trabajadores sociales en varias áreas, incluida la forma de entrevistar a los niños '', según la demanda. “Los empleados de DCFS no han recibido capacitación sobre cómo entrevistar efectivamente a niños pequeños. 

“La muerte de Anthony no fue inesperada, ni el abuso que enfrentaron sus medios hermanos”.

Los registros de DCFS muestran que esa agencia fue cómplice en el abuso y negligencia de Anthony y sus medios hermanos, y finalmente en la muerte de Anthony”. 

Los registros muestran que DCFS no investigó adecuadamente las denuncias de abuso físico y sexual, incluidas, entre otras, las entrevistas, la falta de revisión del historial de DCFS, la falta de coordinación con las fuerzas del orden público, la violación de sus propias políticas, la falta de completar la Herramienta de Toma de Decisiones Estructurada en forma oportuna y sincera y no tomar una decisión a pesar de la presencia de exigencia y peligro inminente para Anthony y sus medios hermanos ''. 

La demanda solicita daños por más de $50 millones.

Contáctanos