ataque de perros

“Era él o mi hija”: madre apuñala a perro que atacó a su bebé en el sur de California

“Pensé que mi hija iba a morir”, dijo la madre de la niña. El ataque hirió al menos a tres personas.

Telemundo

CALIFORNIA - Dos pitbulls atacaron a una familia en Pico Rivera el domingo por la noche, hiriendo a una niña de un año y provocando que su madre apuñalara mortalmente a uno de los perros con un cuchillo para salvar la vida de su pequeña.

La abuela de la niña, Margaret Morales, era dueña de los dos perros, y el resultado del ataque aleatorio del domingo ha sido "traumático" para la familia, dijo la madre del niño.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La familia le dijo a la estación hermana NBC4 que nunca pensaron que esto les podría pasar.

Según la madre de la niña, que no quiso mostrar su rostro ante la cámara debido a las heridas recientes y graves que sufrió de los perros, todo el ataque duró no más de tres o cuatro minutos.

Fue cuando se dio cuenta de que los perros no soltaban a su hija, Ruby Ann Cervantes, de un año, que dice que tuvo que tomar un cuchillo.

“Vine a quitárselo de encima a mi hija", dijo con voz temblorosa. "Era él o mi hija, así que elegí a mi hija. Hice todo lo que tenía que hacer para proteger a mi hija, porque él no la soltaba, así que tuve que hacerlo. Me siento muy mal, pero yo tuve que hacerlo”.

La pequeña Ruby tuvo que recibir varios puntos de sutura y fue operada en un hospital local el lunes por la mañana temprano.

Los dos perros que la atacaron eran pitbulls de nariz azul, ambos de tres años. La abuela los tuvo desde que eran cachorros, y eran de la misma camada.

La familia agregó que los perros que normalmente están al aire libre acababan de bañarse y se les permitió entrar a la casa. Fue entonces cuando la madre de Ruby vio que uno de los perros mordía la pierna del niño.

"Pensé que mi hija iba a morir", le dijo a NBC4.

El violento incidente quedó captado en video de la cámara de vigilancia de un vecino.

La madre, la abuela y la tía de Ruby trataron de luchar con los perros en un intento de quitárselos de encima a la niña. La madre de Ruby fue mordida en la cara y su abuela fue mordida en el brazo.

Morales, la abuela, enumeró entre lágrimas las lesiones de Ruby, que incluían mordeduras en la pierna, el tobillo y el hombro de la niña.

"Pero ella es fuerte", dijo.

Los médicos le dijeron a la familia que Ruby será internada en la UCI una vez que se complete la cirugía.

De acuerdo a datos de la oficina del alguacil, el niño caminaba junto a su hermano por la calle cuando los animales se abalanzaron sobre él.

Los dos perros nunca se habían comportado agresivamente con la niña antes de este incidente. 

Uno de los perros murió tras ser apuñalado, mientras que el control de animales se llevó al otro perro. Ese perro será sacrificado, según la familia.

Luciano Aguilar es propietario del centro de entrenamiento "Presidential K-9", es experto en el comportamiento de perros, y explicó que se puede hacer si un perro está atacando.

“Lo que hemos recomendado es de que si pueden agarrar una de las patas del perro, tratar de quebrarla y darle al torcer, hasta que el perro lo oiga, que grite. Esto haría que suelte al niño y comienza a ver por sus heridas, y no ver cómo va a volver a morder al niño o a ti”, dijo.

Otra recomendación es la supervisión.

“Recuerde que no importa el tamaño es el perro o de que raza. Nunca hay que dejarlos solos con los niños”, añadió Aguilar.  

Aguilar aconseja a enseñar a los niños a no jalarle las orejas, las patas o el pelo. Es importante respetar al animal para que el perro también aprenda a respetarlos a ellos.

Esta historia apareció por primera vez en la estación hermana de Telemundo 52, NBCLA. Click here to read this story in English.

Contáctanos