CORONAVIRUS EN CALIFORNIA

Flurona en California: detectan el primer caso de COVID-19 y gripe en Los Ángeles

Un niño dio positivo tanto por influenza como por coronavirus luego de regresar de un viaje a México.

Telemundo

Un sitio de pruebas de COVID-19 en el condado de Los Ángeles informó que ha detectado el primer caso de 'flurona', una combinación mixta de influenza y coronavirus.

Los funcionarios del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles aún no han comentado sobre el caso de coinfección detectado en un sitio de prueba en el Centro Getty en Brentwood.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El caso fue detectado hace cuatro días cuando un niño dio positivo tanto por influenza como por coronavirus luego de regresar de un viaje a México, según la compañía de pruebas.

“Fue una visita familiar de México, de Cabo San Lucas”, dijo Steve Farzam, director ejecutivo de 911 COVID Testing. "Algunos síntomas muy leves, casi podrían confundirse fácilmente con la sinusitis".

Los funcionarios de salud advirtieron sobre la posibilidad de infectarse simultáneamente con influenza y coronavirus, y alentaron a las personas a vacunarse contra ambos. Entonces, si bien las dos enfermedades no son nuevas, el término 'flurona' se acuñó para indicar la presencia de ambas dolencias respiratorias al mismo tiempo y no indica una enfermedad distinta.

Los casos por "flurona" fueron detectados por primer vez en Estados Unidos durante el primer año de pandemia de coronavirus.

La gripe y el COVID-19 circularán en las comunidades de todo el condado de Los Ángeles, dijo el departamento de salud. Ambos pueden causar enfermedades graves y la muerte.

La gripe y el coronavirus pueden causar síntomas similares que incluyen fiebre, tos, fatiga, secreción nasal, dolor de garganta y diarrea y dolores musculares y corporales. La gripe y el COVID-19 pueden ser fatales. Las personas con problemas de salud subyacentes corren un mayor riesgo.

Con las cifras de contagios de COVID-19, es importante saber cuáles cubrebocas son los más adecuados para prevenir la transmisión.

Los virus se transmiten de manera similar: las gotas y los aerosoles se transmiten al toser, estornudar, hablar, cantar y respirar.

El número de pacientes positivos con COVID-19 en el condado de Los Ángeles aumentó muy por encima de la marca de 2,000 el martes en medio de un aumento en el número de casos diarios de infecciones que se ha disparado durante las últimas dos semanas.

Según cifras estatales, hasta el martes había 2,240 pacientes con COVID positivos en los hospitales del condado, un aumento desde los 1,994 del lunes. De esos pacientes, 303 estaban siendo tratados en cuidados intensivos, un aumento respecto a los 278 del día anterior.

Las pruebas PCR deberían dar resultados entre 15 a 20 minutos.

El número de hospitalizaciones es el más alto desde febrero pasado en medio de otro aumento invernal de COVID-19. Debido al aumento del número de pacientes, el Departamento de Salud Pública del condado instó el lunes a los residentes a evitar visitar las salas de emergencia de los hospitales a menos que necesiten atención de emergencia con urgencia.

Sin embargo, el creciente número de pacientes ha generado preocupaciones sobre la estabilidad del sistema hospitalario, y las autoridades dicen que los problemas de personal limitarán la capacidad de los hospitales para expandir rápidamente la capacidad de los pacientes como lo hicieron el invierno pasado, cuando el número de pacientes positivos con COVID-19 superó los 8,000.

La directora de salud pública del condado, Bárbara Ferrer, insistió el martes en que la gran mayoría de las personas que reciben tratamiento por COVID-19 en las unidades de cuidados intensivos no están vacunadas. También dijo que las estadísticas muestran que aunque las personas vacunadas pueden infectarse, esas personas tienen muchas menos probabilidades de enfermarse gravemente.

Los trabajadores de comida rápida tienen un mayor riesgo de contraer COVID-19 además de enfrentar difíciles condiciones de trabajo durante la pandemia, reveló un nuevo estudio del Centro Laboral de UCLA publicado el martes.

Según el condado, durante la semana del 15 al 28 de diciembre, las personas no vacunadas tenían 21 veces más probabilidades de terminar en una UCI que las personas vacunadas.

"Incluso a medida que aumenta la transmisión, estamos viendo que las vacunas están haciendo lo que estaban destinadas a hacer, que es proteger a las personas de enfermarse gravemente del COVID-19”, dijo Ferrer en un comunicado.

“Agradecemos a los residentes elegibles que ya hayan recibido al menos una dosis de la vacuna, y esperamos que los casi 2 millones de personas que aún no se han vacunado tomen el tiempo para hablar con su proveedor de atención médica para recibir información adicional sobre la seguridad y eficacia de las vacunas”, dijo.

“Eliger no vacunarse durante este dramático aumento invernal es muy arriesgado, ya que muchos de los enfermos de COVID-19 en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales no están vacunados y, trágicamente, algunos de estos individuos no sobrevivirán", dijo.

Contáctanos