Premios de lotería

¿Cómo evitar que te roben un premio de lotería, en especial si eres indocumentado?

Encomendar a otros que cobren un jugoso premio, incluso si son tus familiares, puede no ser una buena idea. Aquí te explicamos qué hacer si la suerte te sonríe y ganas el premio mayor. 

Telemundo

El arresto de una mujer acusada de robarle a su primo un premio de la Lotería de Nueva York de $1 millón deja a muchos preguntándose qué hacer para evitar que eso ocurra, en especial si el ganador es un inmigrante indocumentado que teme reclamar el dinero o que carece de la documentación de identidad requerida por el estado. 

Iris Amador Argueta, de 32 años y residente de Houston, fue arrestada el lunes y acusada de delitos graves de hurto mayor y posesión de documentos falsificados tras apoderarse del pago global de $537,440 del premio mayor de su primo después de impuestos. Aquí puedes leer la historia completa

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Ganar la lotería puede ser un deseo que a menudo queda en el terreno de la fantasía, pues las probabilidades de atinarle al número ganador de, por ejemplo, el Powerball, son 1 entre casi 175,000,000. 

Sin embargo, un golpe de suerte puede ocurrir y es mejor estar preparados. Así que, lo primero que un ganador de lotería debería hacer es proteger a toda costa ese pase a la buena vida. 

ESTO ES LO QUE RECOMIENDA LA LOTERÍA DE NUEVA YORK:

1. HAZ COPIAS DE TU BOLETO

Puede ser un premio de millones de dólares o un raspadito de miles. Aún así, lo primordial es hacer fotocopias de ambos lados y guardar el documento real en un lugar de extrema seguridad. Las copias te servirán como evidencia de que eres poseedor del boleto ganador y se las podrás mostrar a tu contador, abogado o experto financiero para recibir asesoría. 

2. AVERIGUA LAS REGLAS DE LA LOTERÍA ANTES DE FIRMAR EL BOLETO GANADOR 

Es recomendable que solicites a tu contador, abogado o asesor financiero que averigue a detalle todas las reglas de la Lotería y el contrato antes de que firmes el boleto original, pues, en algunos casos, estampar tu rúbrica podría impedir que en el futuro puedas establecer un fideicomiso ciego. 

El fideicomiso ciego es un contrato bajo el cual el dueño de un activo se lo transfiere en propiedad a un tercero para que éste lo administre en beneficio de quien le haya indicado el dueño original. 

Es una forma de planificar en vida la herencia del afortunado ganador, para evitar que su fallecimiento obligue a los herederos a recibir esos activos por sucesión, lo que puede llevar a un conflicto de intereses. 

El fideicomiso ciego también permite recibir el dinero de manera anónima, manteniendo así tu nombre fuera del foco de atención, y por ende, a salvo de los estafadores. 

3. NO TENGAS PRISA POR COBRAR

Sin duda, ganar el premio mayor llevaría a más de uno a intentar cobrarlo cuanto antes, pero la Lotería establece un plazo bastante amplio para reclamar el dinero. Lo recomendable es respirar profundamente y luego buscar asesoría financiera para evitar situaciones inesperadas, como el robo de esa gran suma. 

4. PROTEGE TU PRIVACIDAD

Sería comprensible presentarse ante todos como un nuevo rico y celebrar a lo grande el premio mayor, pero tal algarabía podría atraer a estafadores. Mientras que algunos estados permiten que el dinero se cobre de forma anónima, otros requerirán que el ganador haga público su nombre y ofrezca conferencias de prensa. Si ese es el caso, lo mejor es cambiar tu número de teléfono y tramitar un apartado postal con el USPS para evitar solicitudes no deseadas.

5. TRAZA UN PLAN FINANCIERO

No es difícil encontrar historias devastadoras de ganadores de la lotería que terminaron en la ruina tras derrochar su fortuna. Antes de que comiences a hacer planes, lo mejor es trazar un plan financiero que te permita administrar los fondos de forma inteligente. 

6. DECIDE CÓMO COBRAR EL PREMIO: SUMA GLOBAL O A PLAZOS 

El gobierno federal y estatal cobrarán impuestos, por eso deberás decidir cómo cobrarlo. Si eliges reclamar la suma global, recibirás alrededor del 60% del valor total después de impuestos federales y estatales. O bien, puedes elegir un pago anual durante un período de tiempo. 

Los inmigrantes indocumentados, al ser considerados extranjeros, tendrían que pagar impuestos más elevados. 

7. DISTRIBUYE TU DINERO EN DIVERSAS CUENTAS Y BANCOS 

¿Presentarse en la ventanilla del cajero con un cheque de millones? No, en absoluto. Será necesario que tu abogado, contador o asesor financiero hable con la administración superior del banco o con el departamento de servicios bancarios privados para discutir las mejores opciones para guardar una gran suma. Las leyes ordenan que se aseguren cuentas bancarias individuales de hasta $250,000, así que una posibilidad sería distribuir el dinero en múltiples cuentas y bancos. “No poner todos los huevos en una sola canasta” es un dicho popular que ilustra esa estrategia.

¿PUEDE UN INDOCUMENTADO COBRAR UN PREMIO DE LOTERÍA?

En febrero de 2011, un inmigrante indocumentado compró un boleto de lotería de $ 10 en un pequeña tienda en la localidad de Spring Valley, en el condado de Rockland en el norte de Nueva York. Para su sorpresa fue un ganador de $3 millones, pero la buena fortuna terminó por convertirse en un calvario.

El inmigrante, que hablaba un inglés limitado, informó a un empleado de la tienda que había ganado una fortuna, pero, según la Procuraduría General, el trabajador tramó un plan con el dueño del negocio y un tercer hombre para intimidar al ganador. El trío dijo que sería deportado si intentaba reclamar las ganancias.

Los tres lo persuadieron de que harían arreglos para que él obtuviera parte del dinero si les entregaba el boleto, pero pasaron meses sin que recibiera un solo centavo. Fue así como presentó la denuncia a la Procuraduría General, lo que llevó a una investigación y al arresto de los tres hombres, acusados de fraude y hurto mayor.

Si bien cada estado establece sus propias reglas de lotería, un inmigrante indocumentado sí pude cobrar un premio sin importar su estatus. Cualquiera puede reclamar el premio de una lotería con sede en los Estados Unidos siempre que haya comprado el boleto dentro del país.

Los ganadores de la lotería que no sean ciudadanos deben seguir no solo la ley federal, sino también la ley del estado en el que compraron el boleto ganador y pagar un impuesto federal del 30% y cualquiera que sea el impuesto estatal, que varía de un estado a otro.

Además, es posible que el ganador deba pagar impuestos de su propio país de ciudadanía por las ganancias del premio de lotería y puede estar sujeto a los tratados fiscales vigentes entre los Estados Unidos y su país de ciudadanía.

Cualquier cantidad ganada por debajo de $ 600 se puede reclamar en el sitio donde se compró el boleto. Cualquier cantidad que exceda esa cifra debe ser reclamada en la sede de la Comisión de Loterías del estado en cuestión.

La mayoría de los premios de menos de $ 600 no requieren ningún tipo de identificación para hacer el reclamo, dependiendo del estado. En general basta con firmar el reverso del boleto y entregarlo a un minorista de lotería o enviarlo por correo a la Comisión de Loterías correspondiente para recibir un cheque. Para la mayoría de los premios de más de $ 600, es posible que deba mostrar una forma de identificación con foto aprobada por el Gobierno, como un pasaporte, licencia de conducir o tarjeta de identificación estatal, así como la tarjeta de Seguro Social.

Respecto a la edad requerida para reclamar un premio también depende del estado. No todos los estados exigen la edad mínima para jugar a los 18 años. Por ejemplo, Arizona e Iowa requieren que los jugadores de lotería que no tengan menos de 21 años para comprar boletos, mientras que Nebraska requiere que los jugadores de lotería no tengan menos de 19 años para comprar boletos. Por supuesto, si un residente viaja a otro estado donde la edad legal para jugar fuera de 18 años, podría ganar y reclamar el premio.

Existe una probabilidad de 1 entre 175 millones de ganar la lotería PowerBall con un solo boleto, y de ser el afortunado sin importar su estatus migratorio, lo primero que debe hacer es firmar el reverso del boleto para evitar que otros reclamen el premio.

¿GANAR EL PREMIO MAYOR OFRECE VÍA LIBRE PARA CONSEGUIR UN ESTATUS LEGAL?

Si bien un inmigrante indocumentado puede cobrar ganancias de lotería, adquirir de repente una acaudalada cuenta bancaria no significa conseguir las llaves para abrir las puertas a un estatus legal.

Ser rico no garantiza una tarjeta verde. A menos que el ganador cumpla los criterios para una entrevista para obtener la residencia permanente, tendrá un camino difícil para obtener un estatus legal.

La ley establece la residencia permanente para inversionistas bajo el programa EB-5. El solicitante debe invertir un millón de dólares en un negocio que cree al menos 10 puestos de trabajo para ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes. El mínimo es $ 500,000 si la inversión es un área con una tasa de desempleo de al menos el 150% del promedio nacional o un área rural con una población de menos de 20,000.

Sin embargo, para la mayoría de los inversionistas inmigrantes indocumentados, la temida prohibición de residencia por "presencia ilegal" evitaría que obtengan una tarjeta verde. A menos que el inversionista califique para una entrevista en los Estados Unidos para obtener la residencia permanente, tendría que regresar a su país de origen para una entrevista de visa de inmigrante. Entonces, el solicitante podría enfrentar una barrera de tres o 10 años para obtener la visa. Esa es la pena para los solicitantes que se van después de estar en el país de forma indocumentada por más de 180 días.

Contáctanos