Mona Rodríguez

Asesinato de Mona: juez determinará si expolicía escolar puede ser juzgado

Eddie González, quien fue despedido por el LBUSD aproximadamente una semana después de dispararle a Manuela "Mona" Rodríguez en la cabeza el 27 de septiembre, recibió el miércoles la orden de ser juzgado.

Telemundo

Un exoficial de seguridad del Distrito Escolar Unificado de Long Beach (LAUSD) recibió el miercoles la orden de ser juzgado por un cargo de asesinato derivado del tiroteo fatal de una mujer de 18 años cerca de una escuela secundaria el año pasado.

Eddie González, quien fue despedido por el LBUSD aproximadamente una semana después de dispararle a Manuela "Mona" Rodríguez en la cabeza el 27 de septiembre mientras ella estaba sentada dentro de un automóvil en movimiento, fue acusado un mes después de su asesinato. Se declaró inocente en una audiencia judicial el 8 de diciembre.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El juez del Tribunal Superior, Daniel J. Lowenthal, rechazó la solicitud del abogado defensor Michael Schwartz de reducir el cargo a homicidio involuntario o reducir la fianza de $2 millones de González, citando "la falta de sentido de este acto".

González ha estado bajo custodia en lugar de una fianza de $2 millones desde su arresto el 27 de octubre por detectives de la policía de Long Beach en la ciudad de Orange.

Luego de una audiencia de casi un día, el juez dijo que era "simplemente un caso trágico y desgarrador" principalmente para la familia y los amigos de Rodríguez, pero también para la comunidad de la cercana escuela secundaria Millikan y la familia y los amigos del acusado. de quien dijo que “no se dispuso a matar a nadie ese día''.

“No había evidencia en ningún momento, sin embargo, de que él (González) realmente le tenía miedo al auto'' y ``no se zambulló del auto'' mientras se movía, a pesar de la declaración del acusado a poco después, un detective de la policía de Long Beach que temía que el vehículo fuera a golpearlo después de que ordenó a los ocupantes del vehículo que se detuvieran cerca de la Calle Spring Street y la Avenida Palo Verde, dijo el juez

 El juez calificó un video del tiroteo como "muy claro" y "poderoso". González, quien transmitió que quería ser una "influencia positiva" para los niños en edad escolar, le dijo a la policía poco después del tiroteo que se había encontrado con una pelea en la calle entre Rodríguez y una estudiante de la Preparatoria Millikan y que les pidió a los dos que se sentaran después de terminar el altercado, pero que Rodríguez huyó al automóvil cercano, según el detective de la policía de Long Beach, Donald Collier.

"Él dijo: '¿Por qué tuvo que tratar de atropellarme?", dijo el detective sobre su entrevista con González poco después del tiroteo. "Dijo que no fue atropellado por el auto".

ALTERCADO CERCA DE UNA ESCUELA

Rodríguez recibió un disparo cerca de la Calle Spring y la Avenida Palo Verde, cerca de la Preparatoria Millikan, y estuvo con soporte vital hasta el 5 de octubre. El abogado de su familia dijo que su corazón, pulmones, hígado y ambos riñones fueron donados ese día, salvando la vida de cinco personas. 

La joven, que era madre de un niño pequeño, estaba en el asiento del pasajero delantero de un automóvil que se alejaba de la escena de un altercado cuando ocurrió el tiroteo poco después de las 3 p.m.

La policía de Long Beach que acudió a la escena encontró a la mujer con al menos una herida de bala.

El viernes se llevó a cabo la primera audiencia judicial para el exoficial escolar Eddie González, acusado en el asesinato de la joven madre Mona Rodríguez en Long Beach.

"Es una muerte desafortunada e innecesaria que dejó a una niña de 6 meses sin madre, una familia sin una hija y claramente una pérdida tremenda para toda nuestra comunidad", dijo el fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, George Gascon, al anunciar el cargo de asesinato contra González en una conferencia de prensa en octubre 

El entonces jefe de policía de Long Beach, Robert Luna, quien se jubiló desde entonces, dijo en ese momento que los detectives determinaron que el oficial de seguridad de la escuela estaba patrullando cuando vio un altercado físico entre Rodríguez y una niña de 15 años que ocurría en el carriles de tráfico.

Rodríguez estaba acompañado por un hombre de 20 años y un menor de 16 “cuyo nivel de participación aún está bajo investigación'', según el jefe de policía.

Cuando Rodríguez, el hombre y el niño intentaron huir en un sedán de cuatro puertas, el oficial de seguridad de la escuela se acercó al auto y descargó su arma cuando el conductor comenzó a alejarse, dijo Luna.

"Mona estaba en el asiento del pasajero delantero del vehículo y fue alcanzada por los disparos", dijo Luna.

El video del tiroteo publicado en línea parece mostrar al oficial disparando al menos dos tiros al automóvil.

El principal fiscal del condado elogió al Departamento de Policía de Long Beach por llevar a cabo una "investigación muy compleja en un tiempo récord".

 "Obviamente hay mucho video", dijo Gascon. "Los videos solo cuentan una parte de la historia, así que tenemos que ir más allá, y ese es el trabajo que hizo el Departamento de Policía de Long Beach".

Además de revisar las imágenes de vídeo, los investigadores también recorrieron el área y entrevistaron a los testigos, según Luna.

El exjefe, quien fue sucedido por su antiguo subjefe, Wally Hebeish, dijo que el tiroteo altamente publicitado "realmente afectó mucho a nuestra comunidad" y calificó la investigación y el caso penal subsiguientes como "solo un paso para intentar para cerrar un poco este desafortunado e impactante incidente no solo para nuestra ciudad, sino también para la familia, la familia Rodríguez”.

La familia de Mona Rodríguez, quién fue baleada en Long Beach, donó sus órganos tras su deceso. Una de las personas beneficiadas fue una joven madre del este de Los Ángeles, quién ayer recibió uno de sus riñones.

CARGOS CONTRA EL EXOFICIAL

Poco después del anuncio de que el ex oficial de seguridad escolar había sido acusado, uno de los hermanos de la mujer, Oscar Rodríguez, dijo a los periodistas que era "el primer paso de la justicia y, con suerte, nuestro proceso de recuperación". mucho tiempo para algo que es bastante obvio, pero supongo que así es como funciona el sistema de justicia”, dijo.

En una carta enviada anteriormente a Gascon solicitando cargos contra el oficial, un abogado de la familia de la mujer escribió que "varios videos del incidente fueron capturados por transeúntes que muestran al oficial González tomando medidas imprudentes cuando disparó contra un vehículo en movimiento y resultó la mujer gravemente herida".

 "Este oficial no tenía justificación para usar fuerza letal contra la Sra. Rodríguez porque la Sra. Rodríguez no representaba una amenaza inminente para el oficial cuando el oficial le disparó", escribió el abogado Luis Carrillo en la carta a Gascón.

“Las acciones de este oficial constituyen una grave violación de los derechos constitucionales estatales y federales. El uso injustificado de la fuerza letal por parte de este oficial también alcanza el umbral de los cargos penales contra el oficial por asesinato u homicidio involuntario”.

DECISIÓN DEL DISTRITO ESCOLAR

El distrito escolar anunció, el 6 de octubre, que González había violado las políticas del distrito sobre el uso de la fuerza y ​​había sido despedido.

"Después de nuestra revisión interna, vimos claramente áreas en las que el empleado violó la política del distrito y no cumplió con nuestros estándares y expectativas", dijo la superintendente del LBUSD, Jill Baker.

“Creemos que la decisión de despedir a este oficial está garantizada, justificada y, francamente, es lo correcto.

El Superintendente del Distrito Escolar de Long Beach anunció el despido del oficial acusado de disparar a Mona Rodríguez.

“La política de uso de la fuerza utilizada por nuestra oficina de seguridad escolar establece que los oficiales no disparen contra una persona que huya, no disparen contra un vehículo en movimiento y no disparen a través de la ventana de un vehículo a menos que las circunstancias justifiquen claramente el uso de un arma de fuego como un último medio de defensa. Nuevamente, según nuestra revisión, creemos que se violó nuestra política interna”.

No está claro si González es el primer oficial de seguridad escolar acusado de asesinato. Gascón dijo que los fiscales no pudieron encontrar a ningún otro oficial de seguridad escolar que haya enfrentado un cargo de asesinato, pero agregó: “Eso no quiere decir que no haya ocurrido antes”.

Contáctanos