Fernando Hierro asume el mando de España en medio de un hervidero