Caso Cerrado: pide el divorcio pero terminan muertos de la risa