Telemundo 51 Responde

Cómo evitar problemas cuando compras autos usados

Es importante estar preparado antes de ir a un concesionario de autos

Telemundo

Luis Ureña vive en West Palm Beach, pero viajó a Miramar a comprar un Chevy Suburban del 2015 junto a su esposa y dos hijas pequeñas.

"Nosotros hicimos una deuda de $25,000 en un dealer que se llama Cheap Car For Sale en Miami. Nosotros nos fuimos con las niñas allá a buscar ese coche porque necesitábamos un coche para estar más cómodos”, dice Stephanie Banks, la esposa de Luis.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La pareja dio $5,200 de pago inicial y financió el resto, pero antes de irse del concesionario notaron que el vehículo tenía encendida la luz que alerta de problemas con el motor, o "check engine" y estaba goteando aceite. 

"Entonces ellos nos dijeron eso, perfecto, está haciendo eso, pero nosotros le vamos a dar una cita a ustedes para que ustedes vengan acá y arreglárselo ese problema", dice Stephanie.

Cuentan que luego de pedir esa cita por días, se la dieron y Luis volvió al concesionario para que le arreglaran el auto.

"Cogió un día de trabajo...Cuando él llegó allá le dijeron, no mira, nosotros estamos ocupados", dice Stephanie. 

La pareja dice que duró dos semanas con el vehículo funcionando. "Nosotros andábamos en la 95, que me da hasta escalofríos, con mis niñas, y el coche se nos atrabancó", dice Stephanie.

Cuando el concesionario Cheap Car for Sales no se responsabilizó por el auto, Luis contactó a Telemundo 51 Responde. 

Por correo, un representante del concesionario nos dijo que Luis "compró el vehículo AS-IS” o sea tal como estaba y que ellos no son responsables.  Agregó que Luis “compró una garantía extendida en caso de que ocurriera algo. Necesitaría hablar con ellos”.

Nos comunicamos con esa aseguradora Cars Protection Plus y nos dijeron que para poder procesar su reclamación, el mecánico que tenía el auto tenía que “desarmar el vehículo…para verificar la causa del fallo” y que Luis “es responsable de cualquier cargo por desmontaje / diagnóstico”.

Agregaron que el contrato de servicio de Luis “no proporciona cobertura completa (all inclusive)”. 

Molesto Luis dice que entró a la página del buró de mejores negocios o www.BBB.org para presentar una queja en contra el concesionario.  “Nos damos cuenta de que somos el caso número cinco del mismo dealer con problemas similares”, dice Luis.

Luego presentó una queja con la División de Vehículos Motorizados, que regula a los concesionarios pequeños y esa agencia nos dijo que ha recibido seis quejas en contra de Cheap Cars for Sales desde el 2018.

Para evitar pasar por algo así, CARFAX recomienda ir preparado al concesionario. “Que pidan el historial de ese auto, segundo, hacerle una prueba en la carretera y ver si hay señales y por tercero, llevar el auto a un mecánico de confianza y que lo revisen bien antes de hacer la compra”, dice Eddy Garcés, gerente de cuentas nacionales de CARFAX.

Para Luis los consejos llegan tarde. Dice que el seguro terminó cubriendo unos $900 de las reparaciones, él se gastó otros $1,800 para que el auto volviera a andar, pero aún tiene problemas que no pudo costear.

Si has tenido un problema con un concesionario pequeño, puedes quejarte con la División de Vehículos Motorizados del estado.  Este es un enlace al formulario de queja https://www.flhsmv.gov/pdf/forms/84901.pdf

Contáctanos