Instalar un toldo se convirtió en una pesadilla