Hacer remodelaciones puede salir caro

Gladys y su esposo Carlos pagaron casi 6 mil dólares por el proyecto que pensaban había quedado bien hasta que estacionaron sus vehículos. (Published jueves 23 de marzo de 2017)

Todos queremos una casa que luzca bella, pero hacer remodelaciones puede salir caro.

Por eso, una familia de Miami estaba contenta cuando encontró a una compañía que cobraba un precio razonable para arreglar la entrada o “driveway” de su casa pero, hay algo que no investigó la familia y que ahora le está costando caro.

Hacer remodelacions puede salir caro

[TLMD - MIA] Hacer remodelacions puede salir caro
Su “driveway” comenzó a descascarse solo semanas después de ser reemplazado.
(Publicado miércoles 22 de marzo de 2017)

“Esto está horrible”, dice Gladys, observando su “driveway”, que comenzó a descascararse solo semanas después de ser reemplazado.

“Tú le haces así ves, con una espátula o algo y se levanta”, dice Gloria, descascarando la superficie de concreto con sus uñas.

“No me quieren hacer nada no quieren devolver el dinero”, dice Gladys, refiriéndose a Guimor Constructions, la compañía que contrató para el trabajo luego de leer comentarios positivos que habían escrito de la empresa en internet y de conocer a sus representantes.

“De la manera en que ellos hablaron nos convencieron de que ellos sabían y que iban a hacer un buen trabajo”, dice Gloria.

Gladys y su esposo Carlos pagaron casi $6,000 dólares por el proyecto que pensaban había quedado bien hasta que estacionaron sus vehículos y dicen que las llantas se hundieron en el concreto.

“Cuando pusimos los carros se marcaba y se empezó a levantar también”, dice Carlos.

Semanas después, la empresa volvió a hacer el trabajo, pero la familia aún no quedó contenta. Cuando se quejaron con un representante de la compañía de nuevo, les dijeron: "Ok, doña Gladys, y me colgó el teléfono así. Desde entonces yo no he podido hablar más con él”, dice Gladys.

Cansados, llamaron a Telemundo 51 Responde. Nosotros intentamos contactar al presidente de la empresa, Guillermo Moros Ramirez, pero nunca nos devolvió las llamadas. Cuando investigamos, descubrimos que la empresa no tiene la licencia requerida para hacer ese tipo de trabajo.

Daniel Vuelta, quien investiga las quejas en contra de contratistas en Miami-Dade, explica que si uno contrata a un trabajador sin licencia es probable que su proyecto no tenga el permiso requerido por el condado ya que para sacar ese permiso el trabajador necesita tener licencia.

“A lo mejor la persona no sabe lo que está haciendo por el código. El código pide una cosa, él piensa que se puede hacer de otra manera”, dice Vuelta.

No tener el permiso le puede salir aún más caro al consumidor.

“Si el inspector pasa y ve que está mal hecho”, dice Vuelta, “entonces van a tener que quitar lo que hicieron y empezar de nuevo”, agrega.

Vuelta insiste que familias como ésta deben presentar una queja formal en el condado, algo que Gladys y Carlos hicieron.

Después de investigar, el condado dice que si la compañía no le devuelve el dinero a la pareja, referirán el caso a la fiscalía estatal de Miami-Dade, que tiene el poder de presentar cargos formales.

Una manera de detectar a contratistas sin licencias es que te piden que pagues en efectivo o saques el permiso tú.

Para estar seguro que una compañía tiene licencia y que no tenga quejas formales, puedes revisar con el Departamento de Negocios y Regulación Profesional, la agencia estatal que regula esa industria, en el siguiente enlace:

https://www.myfloridalicense.com/wl11.asp?mode=0&SID

También puedes llamar al condado para confirmar que un trabajador tiene licencia para operar en Miami-Dade llamando al 786-315-2561 o entrando al sitio:

https://egvsys.miamidade.gov:1608/WWWSERV/ggvt/bnzawbcc.dia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS