Desfibriladores estaban vencidos antes de muerte de niño

Desfibriladores estaban vencidos antes de muerte de niño

Un menor con necesidades especiales tuvo un paro cardiaco en una escuela pública de Miami-Dade.

(Publicado martes 7 de noviembre de 2017)

A principios de este año, un niño con necesidades especiales tuvo un paro cardiaco en una escuela pública de Miami-Dade y administradores intentaron revivirlo usando dos dispositivos que emiten descargas eléctricas pero el niño falleció. Desde entonces nuestro equipo investigativo ha estado indagando acerca de la muerte de ese menor y descubrimos es que el mantenimiento de muchos de estos dispositivos, conocidos como desfibriladores, no se estaba haciendo debidamente antes de la muerte del niño, ya que muchos tenían piezas que vencieron hace años.

Criar a un niño con necesidades especiales no le fue fácil a la madre de Rodjeany Pierre Louis pero dice que disfruto cada momento. “Era feliz”, cuenta Sophia Pierre Louis hablando de su hijo Rodjeany. El niño de 12 años tenía parálisis cerebral pero su familia quiso que viviera una vida plena enviándolo al colegio Thomas Jefferson en el noroeste de Miami-Dade. Fue ahí donde Rodjeany pasó el último día de su vida.

Sophia dice que el 2 de febrero de este año, la maestra de Rodjeany la llamo diciéndole que hubo una emergencia. Reportes iniciales del distrito escolar dicen que él no estaba respondiendo por lo que una enfermera escolar le suministro primeros auxilios usando dos desfibriladores. El reporte policial que obtuvimos dice que el niño necesito más atención medica por lo que fue llevado al hospital Jackson donde se declaró que había muerto.

Durante los próximos 9 meses nuestro equipo investigativo buscaría respuestas a la muerte de Rodjeany. Solicitamos records de mantenimiento de los desfibriladores no solo de la intermedia Thomas Jefferson, sino de todos los colegios públicos de Miami-Dade. Descubrimos que en Diciembre del 2016, el distrito escolar les envió una comunicación a sus directores con una lista de 143 colegios que tenían vencidas las almohadillas con electrodos o paletas de sus desfibriladores. La intermedia Hialeah tenía electrodos vencidos desde el 2012, la intermedia South Dade y la primaria Sweetwater tenían algunos vencidos desde el 2010 y en la secundaria Miami Jackson algunos vencieron en el 2007. En total, de las 1493 almohadillas de electrodos, 629 se habían vencido entre el 2007 y el 2016.

La madre de Rodjeany no podía creer que en la escuela de su hijo, también estaban vencidos los electrodos aunque no se sabe si eso fue un factor determinante en la muerte de su hijo. Una autopsia cita como posible causa una arritmia cardiaca, el reporte de los rescatistas dice que el niño tuvo un paro cardiaca y la policía escolar lleva 9 meses investigando si se cometió un delito.

Sophia se pregunta porque tarda tanto la investigación. Dice que detectives no la han entrevistado y solo se enteró de la investigación por nosotros. En cuanto a los dispositivos vencidos en las escuelas, el distrito dijo envió el siguiente comunicado:

La seguridad y el bienestar de nuestros estudiantes son prioridades primordiales para este distrito escolar. Como tal, las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade están tomando todas las medidas necesarias para asegurar que nuestros Desfibriladores Externos Automáticos estén en buen estado de funcionamiento, probados y mantenidos apropiadamente. Seguimos revisando la eficacia de estos equipos y reajustaremos su mantenimiento al igual que la capacitación del personal como corresponde. No tenemos información ni prueba que indiquen que nuestros desfibriladores no funcionen correctamente. No obstante, con el fin de verificar aún más y garantizar que estos equipos mantenidos por el Distrito estén funcionando a plena capacidad o no tengan factores que los hagan inoperantes, hemos contratado con una entidad externa para realizar una evaluación completa de todos nuestros desfibriladores; esta revisión se completará dentro de las próximas semanas. (Fuente: Daisy Gonzalez-Diego, Directora de Comunicaciones de las Escuelas Públicas de Miami Dade)

Según Spencer Aronfeld, un abogado que ha publicado mucho acerca del tema, la ley solo le obliga a secundarias que son parte de la asociación atlética de la Florida a tener desfibriladores. Las escuelas de Miami-Dade no lo son, pero según él, si han instalado estos equipos, deben mantenerlos.

Juan Chaustre, un instructor de la compañía de primeros auxilios One Beat dice que el mantenimiento de la mayoría consiste en remplazar las baterías cada 4 años y electrodos cada 2. Los desfibriladores instalados en las escuelas públicas de Miami-Dade le fueron obsequiados en el 2007 por el fabricante y desde entonces el distrito quedo a cargo del mantenimiento. “La compañía que te lo vende te enseña cómo mantenerlo pero la responsabilidad es de la persona que lo tiene”, dice Chaustre.

El tiempo dirá si los desfibriladores que usaron el día que murió Rodjeany funcionaron correctamente. Esa es una pregunta que tiene su madre. “Lo extrañamos”, dice Sophia, que como muchas madres, deposito su confianza en el distrito escolar cuando envió a su hijo a la escuela ese 2 de febrero.

El distrito nos dijo que la revisión de los desfibriladores se completará dentro de las próximas semanas. En cuanto a la investigación policial, no dicen porque ha tardado tanto. Por su parte la familia tiene un año y medio del día del incidente para presentar cualquier recurso legal y hasta el momento no lo han hecho.

Aquí les presentamos este mapa interactivo con las escuelas públicas de Miami-Dade que tenían los electrodos vencidos antes de la muerte de Rodjeany Pierre Louis.


DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS