Cuánto nos gastamos en hacer cumplir las leyes migratorias

La aplicación de las leyes de inmigración se ha convertido en una prioridad para la actual administración. (Published miércoles 4 de octubre de 2017)

Araceli García, quien vive en el sur de la florida, se siente ansiosa sobre el futuro de su familia. Ella intenta mantener la vida de sus cuatro hijos lo más normal posible pero la ausencia de su esposo, se siente. “Mis hijos están triste”, dice García. Rubén Trejo, que lleva más de 20 años en los Estados Unidos y no tiene sus documentos, iba en camino al trabajo una mañana cuando lo detuvo un agente de inmigración y le pidió la licencia. “Mi esposo le dijo que no tenía, que no tenía documentos”, dice Aracely García Mejía. Rubén fue detenido y cuando Araceli fue a recoger su auto, la detuvieron temporalmente delante de su hija de once años, Ashley. “Yo pensé que mi mama también iba ser arrestada y que jamás la iba a ver”, dice Ashley. Después de que agentes le tomaron las huellas a Araceli la dejaron ir porque está en proceso de legalización. Su esposo, Rubén pasó casi dos meses detenido.

“Por lo visto ellos nada tiene la mira solamente en deportar”, dice Claudio Rojas que también se preocupa por su futuro. Él tampoco tiene antecedentes criminales. Su delito es haberse quedado en el país luego que se le venció la visa de turista y no logro legalizarse. “Un día se presentaron los oficiales federales acá”, dice Rojas, “Me apuntaron con armas y me arrestaron”. Claudio pasó siete meses detenido en el 2013 hasta que logro salir con la promesa de reportarse con inmigración todos los años. Eso ha hecho pero la última vez dice que algo cambio. “No fue suficiente presentar mi orden, si no me pidieron un paro de deportación, me pidieron el pasaporte”, dice Claudio. Sandy Pineda, la abogada de Claudio dice que ha notado que las audiencias rutinarias han cambiado para adaptarse a las prioridades de la nueva administración. Ella dice que los agentes ahora hacen muchas más preguntas y las audiencias son más frecuentes. “Ahora en vez de un año están dando 90 días, 6 meses, 3 meses”, dice Pineda.

En un comunicado inmigración nos dijo que “todos los que violen las leyes migratorias serán sujetos a arrestos de inmigración, detención y remoción de los Estados Unidos”. Para lograr su objetivo, la administración solicito un incremento del 29,4 % en el presupuesto destinado a inmigración(ICE) incluyendo, 4,4 billones de dólares para operaciones de detención y remoción. Manuel Padilla, jefe de la patrulla fronteriza del sector de Rio Grande dijo, “la seguridad cuesta y molesta pero es central para la integridad de la nación”. Padilla dice que ha visto un descenso importante en las detenciones en la frontera con México en los últimos meses. Entre enero y junio de este año, se han detenido 114,144 inmigrantes en la frontera comparado con 267,746 durante el mismo periodo el año pasado. Chris Cabrera, portavoz del Concejo Nacional de la Patrulla Fronteriza dijo que “los números bajaron bastante”. La patrulla fronteriza dice que el descenso coincide con la suspensión de la práctica de detener a inmigrantes, procesarlos y dejarlos entrar al país con la promesa de que se presenten en corte. Los números de deportaciones eso sí, han aumentado de 89,850 el pasado año fiscal a 93,469 en los primeros10 meses de este año fiscal. ¿A quiénes están removiendo? En los primeros 5 meses del año fiscal, 31.9 % de los deportados solo tenían problemas migratorios, una cifra superior a los otros delitos como el 18,3 % por delitos violentos, 16,3% por cargos por drogas y 15,1% por violaciones de tránsito.

"ICE ha sido muy claro en su punto de vista que no les importa si la persona no tiene antecedentes penales todo lo que les importa es la eliminación de personas en este momento", dice Pineda. Claudio Rojas les llevo a los agentes los documentos que le pidieron y lo dejaron ir con una cita para diciembre. Aunque está contento de estar con su familia, dice que vivir con la incertidumbre de no saber su futuro, lo atormenta. “Siempre es difícil porque uno nunca se siente libre a pesar que esta suelto--camina con la sociedad”, dice Claudio. Por su parte, Rubén Trejo logro salir del centro de detención bajo fianza, lo cual fue un alivio para su familia. Rubén ahora tendrá que volver a otra audiencia en los próximos meses donde se decidirá su futuro. Jueces de inmigración con los que hablamos nos dicen que los inmigrantes que tienen representación legal o sea un abogado, siempre tienen mejores oportunidades de ganar sus casos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS