miami-dade

Pueblo de grietas: cantera de Miami Dade afecta viviendas cercanas

Vecinos denuncian que las detonaciones de la cantera de roca caliza “White Rock” daña sus propiedades que están cercanas al lugar.

Telemundo

Indignados y frustrados porque el tiempo pasa, y grietas antiguas y nuevas crecen en sus muros, decenas de vecinos en el noroeste de Miami Dade, denuncian que las detonaciones de la cantera de roca caliza “White Rock”, localizada también en esa zona del condado, daña sus propiedades continuamente.

El relato de Mercy Sierra, secretaria de la comunidad de Palm Springs North, ilustra la situación. “Esta rampa la tuvimos que arreglar, cuando está el blasting, la terraza de aluminio tiembla, como tiembla el screen de la computadora, los cuadros de las paredes se caen … necesitamos encontrar un arreglo donde ellos puedan seguir trabajando y que nosotros no recibamos más daños en nuestras casas”.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Los afectados dicen que los últimos tres años han sido los peores: invirtiendo dinero en reparaciones que no duran y que sus seguros -hábilmente- evitan cubrir. “Esa parte ahí se estaba hundiendo y empezamos a ponerle arena”, recuerda Lindy Rodríguez, sobre los daños por detonaciones que ha sufrido su casa.  

Miguel Martínez, presidente de la junta asesora sobre detonaciones en Miami Lakes, dice que dejó “de contar cuando llegué a 40 mil casas, realmente hay más de 100 mil” .

“Podemos probar que la energía está llegando a nuestras casas”, dice Martínez, quien preside la junta comunitaria que evalúa constantemente esta problemática, pues lleva años gestionando investigaciones científicas que prueben que las detonaciones son las responsables de los daños.

Ese es el panorama que encontramos. La cantera sostiene que sus detonaciones se ejecutan en el rango de lo legal y ese argumento lo sustentan en una investigación publicada en 2018 y que estos vecinos ahora intentan refutar con un nuevo estudio.

En julio de 2018 cuando el gobierno de Florida publicó el estudio de la consultora Respect costó 325 mil dólares a los contribuyentes y en más de 429 páginas sugiere que las detonaciones de “White Rock” no tienen la intensidad suficiente como para provocar daños estructurales en viviendas.

Miguel Martínez, presidente de la junta “No More Blasting” advierte que los autores del informe no consideraron elementos estructurales como tierra, energía y materiales de construcción. “El reporte de Respect pagado por el estado tiene varios puntos que están incorrectos”.

Ciertamente, los autores del ensayo científico reconocen que su alcance fue limitado: no tuvieron acceso a las seis canteras que tomaron como muestra; las minas no proveyeron los documentos administrativos necesarios. Aunque expertos hicieron mediciones con dos sismógrafos, al menos el 50 por ciento de la data se basa en consultas de estudios científicos anteriores.

Tom Fabricio, representante estatal del distrito 103, asegura que “las explosiones se han sentido de forma más violenta, absolutamente”. El confirma que la legislatura ha aprobado un presupuesto de 2 millones de dólares para una nueva imvestigación científica en el terreno. Esta -probablemente- a cargo de la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

El representante estatal del distrito 103 afirma que “FIU es una insitución académica con expertos y sismólogos, estoy trabajando para que ese dinero se use en ese estudio y para que la oficina de Jimmy Patronis apruebe ese dinero”.

En un email enviado a la oficina del jefe financiero del estado, preguntamos cuando Tallahasse va a autorizar el uso de los fondos. Cuestionamos por qué el gobierno de Florida dejó de publicar en su web los registros con los reportes sobre las detonaciones en la mina, pero no respondieron inmediatamente. 

Al grupo “Vecelio”, propietario de White Rock enviamos una solcitud de entrevista que no contestaron. Preguntamos también porqué no han concedido a la junta comunitaria una reunión.

“La razón que me dieron es que querían reunirse conmigo y no con otros miembros, siempre estamos abiertos a tener la reunión”, dijo om Fabricio, representante estatal del distrito 103.

En el asunto, el condado carece de autoridad sobre la operación de las canteras, estos vecinos continúan presionando al estado porque -dicen- son muchos en un pueblo de grietas. “Medley, Hialeah Gardens y Hialeah”, enumeraMartínez, presidente de la juntaasesora sobre detonaciones en Miami Lakes.

 

Contáctanos