vacuna cubana

Venezuela usará vacunas cubanas en pruebas para inmunizar contra el COVID-19

Los candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala serían probados desde abril en Venezuela con la idea de que en julio "se esté vacunando masivamente ", dijo Nicolás Maduro.

El presidente Nicolás Maduro dijo que prevé la inmunización masiva contra el COVID-19 con las vacunas cubanas Soberana 02 y Abdala, que actualmente están en la última fase de ensayos clínicos.

"Ahora en abril (se realizarán) los experimentos de los dos candidatos vacunales cubanos, Soberana 02 y Abdala en Venezuela con la idea de que en julio ya estaremos vacunando masivamente con Abdala", dijo el mandatario en una transmisión televisiva.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El anuncio supone un retraso de más de 60 días para la fecha de inicio de la vacunación masiva en Venezuela, que Maduro había estimando, inicialmente, arrancaría en abril.

Maduro también dijo que Venezuela está "buscando otras vacunas interesantes, seguras, comprobadas y aprobadas científicamente", esto último en referencia a la negativa de su gobierno a permitir la inmunización con la fórmula de AstraZeneca, a la que el país accedería a través del mecanismo Covax.

Asimismo, el presidente venezolano aseguró que su Gobierno ya inició la vacunación del personal sanitario y docente con el fármaco ruso Sputnik V, aunque algunos líderes gremiales han denunciado la lentitud en el proceso y han exigido que se divulgue el plan de inmunizaciones.

Venezuela y Rusia firmaron un contrato para el suministro de 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, cuya eficacia es del 91.6%.

"La vacunación va a continuar con mucha seriedad", señaló, antes de aseverar que "hay una escasez de vacunas significativa" puesto que Estados Unidos "ha monopolizado" la compra de las mismas.

La Academia Nacional de Medicina de Venezuela (ANM) alertó que las fórmulas Soberana 02 y Abdala "no son vacunas" todavía, sino "productos experimentales que apenas han comenzado a evaluarse".

Un segundo candidato vacunal de los cinco que investiga Cuba contra el coronavirus avanzó a la tercera y última fase de ensayos clínicos, en la que se probará su eficacia, y eleva las posibilidades de la isla de convertirse en el primer país latinoamericano en desarrollar su propia vacuna.

"Venezuela sufre una grave epidemia de la COVID-19 y en vez de participar en pruebas de productos experimentales con características desconocidas debe priorizar la traída al país de vacunas de reconocida seguridad y eficacia", dijo en un comunicado la Academia Nacional de Medicina de Venezuela.

Los académicos además expresaron su preocupación por la efectividad que pudieran tener estos candidatos vacunales, ya que "no se conocen los resultados de la fase 1 y 2" de los ensayos, y por tanto no se sabe "si los productos son capaces de inducir en humanos un nivel y calidad de anticuerpos que pueda conferir protección contra el virus".

Contáctanos