Venezuela

Consternación y dolor: niño venezolano muere tras disparos de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago

La embarcación en la que viajaba junto a su madre fue interceptada en el mar frente a las costas de la isla caribeña

Telemundo

CARACAS- Un bebé venezolano murió y su madre resultó herida cuando agentes de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago dispararon contra una embarcación que transportaba a migrantes el fin de semana, informaron autoridades de la nación caribeña.

El incidente ocurrió el sábado durante “operaciones de seguridad” que involucraban a la Guardia Costera y a traficantes de personas, indicó el primer ministro Keith Rowley en un comunicado emitido el domingo.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La agencia dijo en un boletín de prensa que sus agentes dispararon hacia los motores del bote en defensa propia, luego de haberle ordenado el alto varias veces y de que el bote intentara embestir la nave de la Guardia Costera.

“La nave eventualmente paró y sólo en ese momento se descubrió que había migrantes ilegales a bordo, quienes estaban escondidos y, por lo tanto, no fueron vistos anteriormente”, según la Guardia Costera. La madre le dijo a los oficiales que estaba sangrando y “se determinó que el bebé no respondía”.

ONU CONSTERNADA POR LA MUERTE

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y cuatro de sus principales agencias expresaron este lunes su "consternación" por el fallecimiento del bebé migrante venezolano.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) lamentaron profundamente la tragedia en un comunicado conjunto.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados estima que unos 35,000 venezolanos han emigrado a Trinidad y Tobago en años recientes, aunque grupos humanitarios dicen que la cifra ha subido a casi 40,000 en los últimos meses.

La mujer cruzó la frontera entre EEUU y México, pero resultó presuntamente herida de bala. Ahora está demandando a los agentes de CBP.

“Ningún niño o niña migrante debería morir jamás, ya sea viajando con sus padres o solo. Ninguna madre quiere poner en riesgo la vida de sus hijos en un pequeño barco en alta mar, a menos que no tenga otra opción”, dijo Jean Gough, directora regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. “Dos de cada tres venezolanos en movimiento son mujeres y niños. Este trágico evento es un claro recordatorio de que ellos son los más vulnerables entre los vulnerables. Merecen especial atención, protección y seguridad, en cualquier lugar y en cualquier momento”.

Gouh resaltó que "dos de cada tres venezolanos en movimiento son mujeres y niños" y dijo que esta tragedia es un "claro recordatorio de que ellos son los más vulnerables entre los vulnerables. Merecen especial atención, protección y seguridad, en cualquier lugar y en cualquier momento".

Stein añadió, por su parte, que "para evitar que tragedias como esta vuelvan a ocurrir se necesitan vías más seguras para las personas refugiadas y migrantes".

"Los Estados deben tomar medidas para garantizar que se respete siempre el derecho a la vida de las personas refugiadas y migrantes. Hacemos un llamado a las autoridades para que investiguen este incidente", manifestó a su vez Alberto Brunori, representante regional del ACNUDH para Centroamérica y el Caribe de habla inglesa.

Por su parte, el líder opositor venezolano Juan Guaidó tuiteó que los disparos hechos por la Guardia Costera de Trinidad y Tobago “no tienen justificación”.

David Smolansky, comisionado del secretario general de la OEA a cargo de la crisis de refugiados venezolanos, pidió al gobierno de Trinidad y Tobago que investigue la situación.

Contáctanos