Surfside

Familia de víctima de Surfside insiste en cambio de leyes

Hay padres que conviven con el dolor y la angustia por el futuro que sus hijos no tendrán. Algunos familiares dicen que aún hay muchas preguntas sin respuestas del derrumbe en Surfside, un año después

Telemundo

Hay padres que conviven con el dolor y la angustia por el futuro que sus hijos no tendrán. Algunos familiares dicen que aún hay muchas preguntas sin respuestas del derrumbe en Surfside, un año después.

Las 98 familias que perdieron a sus seres queridos en el derrumbe de surfside, aún lloran a sus muertos. Una de ellas es la familia de Ilán Naibryf, que tenía 21 años y un gran porvenir.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Como tantas otras familias, ellos esperan cambios para que una tragedia así no vuelva a suceder.

Ronit y Carlos recordaron a su hijo desde el corazón. Dicen estar desilusionados por la falta de respuesta gubernamental a sus reclamos, y que insistirán para un cambio en las leyes.

“Tengo un marido y 2 hijas, y eso es lo que me permite levantarme y tratar de hacer una rutina. Es mi forma de seguir manteniendo ese dolor para no soltarlo a Ilan”, dice Ronit.

 Había nacido un 11 de septiembre y completó el anhelo de un hijo varón que perpetuara el apellido paterno; pero su vida se apagó en Surfside.

“Mi hijo nos comunicó que iba a pasar la noche en el apartamento de los abuelos de su novia”.

“Mi marido me dijo: ¿Para qué? ¿Qué necesidad, si hace un año y medio están acá en casa? No discutí. Yo cargo con esa culpabilidad”.

 Lo encontraron entre los escombros 13 días después.

Su familia había emigrado de Argentina, por trabajo y con muchos sueños, aquello fue en 2002.

 Estudiaba física e ingeniería molecular en la universidad de chicago y estaba a punto de graduarse.

“Él había tenido experiencias de terremoto de cuando estudio en Hawaii con lo cual estaba preparado. No para que se le caiga un edificio, nadie esta preparado para eso. Creo que fue el único que lo encontraron con el documento en la mano”, dice el padre.

 Rotos por dentro, sus padres iniciaron un largo derrotero judicial.

“No es el sistema legal, sino el sistema legislativo y gubernamental, que es a donde sentimos que paso esto y no están dispuestos a pasar leyes nuevas”.

 Para ellos, los mil millones de dólares del acuerdo en la corte, son solo eso, dinero.

La cicatriz en el corazón de estos padres estará para siempre, y como dice la mamá de Ilán, lo que más extrañará de su hijo será su futuro.

Contáctanos