Origen del coronavirus

Investigación de EEUU no logra determinar el origen del COVID-19

Las agencias de inteligencia están divididas sobre las teorías de que el coronavirus salió de un laboratorio o que se propagó de forma natural.

Telemundo

La comunidad de inteligencia de Estados Unidos está dividida sobre si el COVID-19 surgió de un accidente de laboratorio en China.

Una agencia de inteligencia afirma con "moderada confianza" que el virus infectó a humanos después de un incidente relacionado con un laboratorio.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Pero otras cuatro consideran, con "poca confianza", que el virus surgió de forma natural, según un informe de inteligencia recientemente desclasificado que no menciona a las agencias.

Colectivamente, las agencias de inteligencia de Estados Unidos consideran que el coronavirus se propagó después de una exposición humana a pequeña escala a más tardar en noviembre de 2019, y que hubo un grupo en Wuhan, China, en diciembre de 2019.

Para leer el informe completo, oprime aquí.

BIDEN REACCIONA Y CULPA A CHINA POR LA FALTA DE INFORMACIÓN

Tras la revelación del informe, el presidente Joe Biden dijo mediante un comunicado de prensa que "aunque esta revisión ha concluido, nuestros esfuerzos por comprender los orígenes de esta pandemia no se detendrán".

El mandatario agregó que "haremos todo lo posible para rastrear las raíces de este brote que ha causado tanto dolor y muerte en todo el mundo, para que podamos tomar todas las precauciones necesarias para evitar que vuelva a ocurrir".

"Existe información crítica sobre los orígenes de esta pandemia en la República Popular de China; sin embargo, desde el principio, los funcionarios del gobierno de China han trabajado para evitar que los investigadores internacionales y los miembros de la comunidad de salud pública mundial accedan a ella. Hasta el día de hoy, la República Popular China sigue rechazando los llamamientos a la transparencia y reteniendo información, incluso cuando el número de víctimas de esta pandemia sigue aumentando", agregó.

Randy Serrano tiene la información.

"Necesitábamos esta información rápidamente, de la República Popular China, mientras la pandemia aún era nueva. Desde que asumí el cargo, mi administración ha renovado el liderazgo de Estados Unidos en la Organización Mundial de la Salud y ha reunido a aliados y socios para renovar el enfoque en esta cuestión crítica. El mundo merece respuestas y no descansaré hasta que las obtengamos. Las naciones responsables no eluden este tipo de responsabilidades con el resto del mundo. Las pandemias no respetan las fronteras internacionales, y todos debemos comprender mejor cómo surgió el COVID-19 para prevenir nuevas pandemias", aseguró el mandatario.

"Estados Unidos continuará trabajando con socios de ideas afines en todo el mundo para presionar a la República Popular China para que comparta información y coopere con la determinación de la Fase II basada en evidencia y liderada por expertos de la Organización Mundial de la Salud sobre los orígenes del COVID-19, incluso proporcionando acceso a todos los datos y pruebas relevantes", dijo.

"También continuaremos presionando a la República Popular China para que se adhiera a las normas y estándares científicos, incluido el intercambio de información y datos de los primeros días de la pandemia, protocolos relacionados con la bioseguridad e información de las poblaciones animales. Debemos tener una contabilidad completa y transparente de esta tragedia global. Nada menos es aceptable", concluyó.

Contáctanos